Activistas suman 15.000 firmas por el derribo del Algarrobico

  • Greenpeace, Salvemos Mojácar y otros colectivos se manifestaron ayer junto al hotel · Los empresarios turísticos piden que cesen las presiones a los jueces

Comentarios 5

Greenpeace celebró ayer una concentración en la playa del paraje de El Algarrobico, en Carboneras, para urgir la demolición inmediata del hotel de Azata del Sol en el que permanecen desde el lunes una docena de activistas de la organización que están protagonizando la quinta protesta de este tipo desde 2005 contra el establecimiento ubicado en el parque natural de Cabo de Gata-Níjar. Al acto se han sumado otros colectivos conservacionistas como Salvemos Mojácar o Ecologistas en Acción, que han anunciado que pedirán ante el Juzgado de lo Contencioso-administrativo la ejecución provisional de la sentencia que declaró nula la licencia para hacer posible el derribo del hotel.

Ecologistas en Acción junto a la asociación de Amigos de la Alcazaba fletaron un autobús para asistir a la protesta a un precio de cinco euros por plaza.

La concentración, que ha tenido lugar en el tercer día de toma del establecimiento por los activistas de Greenpeace, ha estado precedida por la puesta en marcha de una campaña de recogida de firmas, que se ha saldado por el momento con alrededor de 15.000 apoyos, para pedir la demolición inmediata del hotel y presionar al Gobierno central para que tome una decisión sobre la construcción antes de las elecciones del 20 de noviembre.

Un hecho factible si se tiene en cuenta que la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, ha asegurado que su departamento está "comprometido" con la Junta de Andalucía en el objetivo de "dejar Cabo de Gata libre de Algarrobico", refiriéndose así al hotel. Aguilar ha afirmado que más allá de la exigencia que hace la organización ecologista Greepeace de que se derribe de inmediato el hotel, hay que esperar a que se pronuncien los tribunales sobre dicha cuestión, lo que no evita que el MARM, aún no siendo su competencia, esté "comprometido en arrimar el hombro, en ayudar a la Junta de Andalucía" para tal fin.

A este respecto, Aguilar ha insistido en que, por parte del MARM "tenemos un compromiso firme y claro", en el deseo de que, "cuanto antes, podamos poner punto y final al Algarrobico" y, para ello, "la Junta de Andalucía tiene nuestra mano tendida, nuestra disposición plena para operar y para actuar".

Por su parte, la Asociación de Empresarios Turísticos de Carboneras (AET) ha pedido que "cesen las presiones hacia jueces y Gobierno" en torno al hotel y han trasladado en un comunicado que "no están de acuerdo con que personas de diversas organizaciones vengan al pueblo de Carboneras a ejercer presión a los gobiernos democráticos y a los jueces para conseguir que se derribe el hotel" y han incidido en que "el futuro y apertura de este hotel está ahora mismo en manos de los jueces y debemos dejar que sean sólo ellos los que decidan".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios