Adjudican más de 150 armas tras una subasta en la Comandancia

  • Se recibieron más de 400 solicitudes de pujas por medio millar de escopetas, pistolas y revólveres. Había ejemplares desde un euro hasta los 12.000 euros

Más de 150 armas han cambiado de dueño después de la subasta que a lo largo de esta semana ha tenido lugar en los locales de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería. Las más abundantes las escopetas de casa (de las que había casi 400), aunque también en las mesas se podían ver revólveres, pistolas clásicas, automáticas y revólveres. Son parte del más de medio millar de armas de las que sus dueños han querido deshacerse.

Según los agentes que coordinan la subasta, las pujas alcanzaron las 400 sobre el medio millar largo de armas que estaban a disposición del público, con lo que al final han sido unas 160 las que han cambiado de propietario.

Las razones para deshacerse de un arma van "desde quien sencillamente se ha cansado de su utilización, hasta lo más común, como es que se les caduca la licencia y no quieren renovarla".

Los precios, para todos los bolsillos: desde una escopeta de balines de un euro, hasta un arma que su propietario tasó en 12.000 euros, "con la intención de no venderla". Entre las armas cortas, había desde pistolas de la Guerra Civil, hasta automáticas "como las que utiliza Harry el Sucio", revólveres Smith & Wesson y, sobre todo "escopetas de caza, ya que en Almería hay mucha afición".

Para hacerse con un arma hay que tener "imprescindible, la licencia de armas totalmente en regla, ya que si no, no se puede optar de ninguna manera". Después "es necesario hacer una puja por el arma que le interese; se mete en un sobre, se ponen cinco lacras" que no se abrieron hasta ayer. Si hay más de una puja por un mismo arma "lógicamente se adjudica a aquella que tenga un mayor valor, por lo que si realmente interesa hacerse con una, es conveniente elevar la cantidad que pide su propietario".

Las armas que no fueron adjudicadas ayer (más de 300) se destinarán a una nueva puja, aunque en esta ocasión deberán rebajar su precio en un 25%. Si en esta nueva ocasión tampoco encuentran comprador, serán "destinadas a la chatarra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios