Adriana, la niña que no llegó a tiempo al hospital y nació en la clínica del fisio

  • El personal del centro de salud se desplazó para atender a su madre, Olga Ramón

Olga Ramón con su hija Adriana tras ser trasladadas a Torrecárdenas. Olga Ramón con su hija Adriana tras ser trasladadas a Torrecárdenas.

Olga Ramón con su hija Adriana tras ser trasladadas a Torrecárdenas. / D.A.

Olga Ramón había salido de cuentas y el domingo que viene tenía que ir al hospital si no había dado a luz antes para que le provocasen el parto. La joven de apenas 23 años ya era madre de un niño y esperaba con ilusión a Adriana, su futura hija, aunque no podía llegar a imaginarse que las ganas de nacer de la pequeña harían que alumbrase en el sitio menos esperado de todos, la clínica de un fisiterapeuta próxima a su casa.

Lola Plaza es concejal en el Ayuntamiento de Benahadux, municipio en el que tuvieron lugar los hechos este lunes, y además es madre de la cuñada de Olga. La suerte quiso que los destinos de ambas se cruzaran, de forma que la edil se convirtió en testigo de excepción de lo ocurrido. Como en otras ocasiones, la madre de Olga había acudido a la casa de la embarazada cuando ésta le dijo que sentía unos pequeños dolores.

Al poco, ya era evidente que Adriana ni iba a esperar más y Olga y su madre bajaron a la calle para intentar llegar al centro de salud de Benahadux, que prácticamente estaba al lado. Sin embargo, la futura madre y su progenitora no pudieron llegar al mismo. La aún nonata siguió en sus trece y comenzó a abandonar el cuerpo de su madre.

Lola, la edil, había salido a comprar y se encontró a Olga y su madre en la calle. Le explicaron que se había puesto de parto y a partir de ahí todo vino rodado. Estaban en la puerta de la clínica del fisio y vieron a éste abriéndola. Rápidamente le pidieron que dejase pasar a Olga, cosa que hizo, y se dispuso de una camilla para que la parturienta descansara. Al tumbarse pudieron comprobar cómo la niña tenía ya la cabeza fuera. Afortunadamente, en el centro de salud había ayer una matrona realizando controles a embarazadas, y junto al médico y una ambulancia se trasladaron a la sede del fisio y asistieron a la madre para que diese a luz. "La matrona puso a la niña sobre Olga, dijo que era donde mejor podía estar", recuerda horas después Lola, cuando la madre y su pequeña ya se encontraban en perfecto estado en Torrecárdenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios