Agua, los mejores atuendos y flores para honrar al Patrón

  • La ofrenda a San Agustín congregó ayer a centenares de mojaqueros y turistas que peregrinaron desde La Fuente a la iglesia en un acto cargado de emotividad

Comentarios 0

En la Fuente de Mojácar no hace mucho tiempo las mujeres mojaqueras lavaban con los pies dentro del agua, momento que los mozos aprovechaban para echar un ojo a las piernas femeninas. Ayer, a las siete y media de la de la tarde, numerosas mujeres ataviadas unas con el vestido tradicional, otras con el de faralaes, se agruparon en la Fuente para rendir tributo de agua y flores al Patrón San Agustín. Una muestra más de agradecimiento a un Santo que vela, según dicen, para que nunca falte el agua en Mojácar. Un acto cargado de misticismo que se mantiene imperturbable pese al paso de los años y que se convierte en uno de los actos más importantes, por no decir el que más, de los festejos que desde ayer acoge la localidad levantina en horno a su patrón y que se alargan durante todo el fin de semana y concluyen el próximo lunes 29 de agosto.

Tal y como ha expresado a este periódico la alcaldesa de la localidad, Rosa María Cano, "es un momento único en el que todo el municipio se implica y que pone de manifiesto que las tradiciones se mantienen intactas".

Y la de ayer fue un claro ejemplo de ello. Centenares de personas caminaban cuesta arriba para peregrinar desde La Fuente hasta la iglesia y recorrer así el kilómetro aproximado de distancia que separa ambos puntos. La comitiva caminaba cuesta arriba con pequeños cántaros de agua y muchos ramos de flores. Llamaba especialmente la atención la gran cantidad de niños y jóvenes que participaban en la breve romería hasta la iglesia parroquial. Buena señal de que la tradición se conservará por muchos años venideros.

Una vez en la iglesia de Santa María, en cuya fachada principal está ubicada la estatua de la Mojaquera, el trono de San Agustín que mañana procesionará se cubría de flores, símbolo del deber cumplido, de la honra llevada a cabo, de la cristalización de la fe.

Y es que ayer era el día de la ofrenda y de los abanicos. Ascender desde la Fuente hasta la iglesia bajo el sol permanente se hacía costoso. Las madres se ocupaban de hidratar a sus hijos con agua cogida en la fuente. Los viandantes y espectadores de la caminata comentaban en voz baja las curiosidades que en ellos despertaban, fundamentalmente en los turistas extranjeros, las vestimentas de las mujeres que hacían el camino. Trajes cargados de colorido y que cimentan una tradición que no entiende de siglos.

La fiesta prosigue hoy sábado con multitud de actividades como el campeonato de Paintball , el Maratón Ciudad de Mojácar y la Feria del Mediodía.

Etiquetas

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios