Alcaldes y empresarios reclaman el fin de la autovía interminable

  • Los regidores del PP se vuelcan con un manifiesto reivindicativo rechazado por los socialistas · Critican la parálisis de la Junta, de más de veinte años, con un eje fundamental para la comarca del Almanzora

Comentarios 1

Una injusticia de dos décadas. Los alcaldes populares de la comarca del Valle del Almanzora, junto a los empresarios y otros agentes sociales, no van a parar hasta que la Junta de Andalucía culmine las obras de la Autovía del Mármol. Y ayer dieron el primer paso, con la consiguiente división política que vicia cualquier reivindicación en la provincia. De los 26 regidores de la Mancomunidad solo doce, los del PP más la alcaldesa andalucista del municipio granadino de Coniles, se presentaron ayer en el salón de plenos de la Diputación de Almería para oficializar su respaldo a un manifiesto que se cambió sobre la marcha, de una versión edulcorada consensuada por todos, a otra más dura en sus críticas a la Junta de Andalucía.

El presidente de la Mancomunidad del Almanzora y también alcalde de Alcóntar, Ramón Antonio Salas, explicó que el único punto del manifiesto en el que no existía acuerdo de los populares y socialistas era el tercero sobre el papel de la administración andaluza. El manifiesto alude a un "nuevo golpe" propiciado por la Junta que hunde social y económicamente a la comarca. "Ellos querían que agradeciéramos que la iban a construir, aunque fuera veinte años después". En este sentido, el regidor lamentó que es el momento de decir las cosas claras y exigir plazos concretos para los tramos pendientes, entre ellos la variante de Albox y en el trazado Purchena-Fines-Huércal Overa, pendiente aún de una fórmula de financiación público-privada. La delegada territorial de la Junta, Sonia Ferrer, criticó horas después que "se utilice políticamente, en el sentido más rastrero del término, la Mancomunidad contra la administración andaluza a un día de la Mesa de las Infraestructuras".

El manifiesto argumenta que la paralización de la Autovía del Mármol dejaría a la comarca sin una "arteria vital" para su comunicación, suponiendo el "ahogo social y económico de la zona". Hace especial hincapié, además,en la supresión de la línea de ferrocarril Guadix-Almendricos, que ya supuso un batacazo para la vertebración del Almanzora, y también pone sobre la mesa el riesgo que conlleva la situación actual de las comunicaciones por la tardanza en los desplazamientos urgentes al hospital de La Inmaculada en Huércal Overa. Los alcaldes firmantes reclaman a la Junta de Andalucía "una declaración formal e institucional donde se diga de una vez por todas si se va a continuar con los trabajos de la autovía o por el contrario se van a paralizar las obras".

La incertidumbre por la lenta evolución de la infraestructura está produciendo un quebranto económico y social que ayer los empresarios turísticos y de la piedra natural quisieron constatar sumándose a la reivindicación de los regidores populares. El secretario general de la Asociación de Empresarios del Mármol del Andalucía (AEMA), José Pastor, ahondó en la importancia de la autovía para "optimizar costes" y tener más competividad y dejó bien claro que es incomprensible apostar por la internacionalización de las empresas cuando no hay vías de comunicación. "Ya está bien de mentiras y engaños", es la voz de una comarca hundida.

El hospital se omite en la información de empresas turísticas

El presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos del Valle del Almanzora, Ramón Medina, reconoció ayer que han dado directrices a los socios en la que les prohiben decir a los turistas dónde está el hospital más cercano, el de La Inmaculada, y cuánto se tarda en llegar, debido a las pésimas comunicaciones y a la tardanza en llegar. “Si tú le dices a un turista que acaba de llegar con su hijo los problemas que hay para acceder al hospital, que puedes tardar hasta dos horas en llegar, no baja ni las maletas”, argumentó. En este sentido lamentó que los visitantes “se pierden hasta con el GPS”. La Consejería de Salud no ha tardado en responder a las críticas de los empresarios indicando que La Inmaculada se encuentra ubicado estratégicamente y cuenta con una fácil conexión con la A-7 pese a la dispersión geográfica.

La Junta aprecia un “arma política” en el manifiesto del PP 

La delegada territorial de la Junta de Andalucía, Sonia Ferrer, afirmó ayer el compromiso del gobierno andaluz con la Autovía del Almanzora y ha refutado el

manifiesto apoyado por los alcaldes no socialistas de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Almanzora por el que piden “se diga de una vez por todas si se va a continuar con los trabajos”. A juicio de Sonia Ferrer, se trata de un “arma política” del PP contra la Junta. La delegada aseguró que tanto el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, como la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, han señalado que dicha vía es “clave” para el desarrollo de la  provincia, por lo que es una “apuesta decidida” de la administración autonómica. “Han utilizado políticamente, en el sentido más rastrero del término, la Mancomunidad de Municipios”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios