Almería tendrá el primer centro de investigación del cambio climático

  • El parque natural de Cabo de Gata-Níjar acogerá el único equipamiento de ecología marina de nuestro país para el seguimiento del calentamiento global · Las obras estarán concluidas en los próximos meses

La obras de construcción de la que será primera instalación de Ecología Marina del país, que irá en pleno Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, ya han entrado en su recta final y el centro pionero en la investigación y seguimiento del cambio climático en el medio marino podrá abrir sus puertas en próximos meses. La Consejería de Medio Ambiente está levantando las instalaciones en Cabo de Gata, una localización ecológicamente estratégica, entre las masas de agua atlántica y mediterránea asociadas a los flujos mareales de levante y poniente, determinada al confluir aquí uno de los puntos calientes para la investigación en términos de biodiversidad y del calentamiento global.

La instalación, que se comenzó a construir en abril del pasado año, nace con el fin de estudiar los parámetros oceanográficos, de biodiversidad, flujos genéticos y otros factores que resultan imprescindibles para una gestión ajustada, activa y adaptativa de este sector del litoral protegido andaluz basados en parámetros técnico-científicos. Esta nueva infraestructura de ecología marina dará cobertura a las labores de investigación y gestión que exige la catalogación como espacios naturales marítimo terrestre de un Parque Natural, un Paraje Natural (Isla de Alborán) y cuatro monumentos naturales (Isla de San Andrés; Torreros y Negra, y el Arrecife-barrera de los bajos de Roquetas de Mar), así como a los tres sectores del levante almeriense: Cabo de Gata, Alborán y las praderas de posidonia del litoral de cuevas de Pulpí.

Además, la puesta en marcha de la instalación de Ecología Marina supondrá uno de los soportes de la Gestión Integrada del Litoral a nivel internacional, ya que el Parque Natural Cabo de Gata cuenta (por decisión de la UNESCO, el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta) con un programa piloto de nivel internacional (C.A.M.P) destinado al Levante y cuya finalidad es avanzar hacia una gestión integrada de esa extensa zona costera.

El programa de trabajo que asumirá el nuevo centro incluye el seguimiento de los efectos del cambio climático en el medio marino y el estudio de las posibilidades del uso de algas como sumidero y fuente de combustible (ambos aspectos previstos en el Plan Andaluz de Acción por el Clima 2007-2012); la vigilancia científico-ambiental de la biota marina (repertorio de especies marinas de una zona o territorio) asociada a usos como la pesca, el turismo submarino, el tráfico de embarcaciones y el uso turístico recreativo de la línea de baño, fundamentalmente; el diseño de programas de restauración del medio marino; el seguimiento del efecto reserva en las zonas de máxima protección y de arrecifes artificiales; el estudio de los flujos genéticos en las poblaciones de peces y la mejora de los inventarios de biodiversidad marina de todos estos territorios (cetáceos, reptiles, aves, invertebrados, algas, etc.), así como los efectos del ecobuceo.

Las nuevas infraestructura cumplirán, además de los objetivos científico-técnicos, los de carácter educativo que ampliarán las capacidades de formación y educación ambiental disponibles en el Parque Natural Cabo de Gata en el Aula del Mar El Corralete. En este sentido, su proximidad al punto más visitado de este espacio natural, el Mirador de las Sirenas, también le confiere especial trascendencia en términos de divulgación y sensibilización ambiental mediante la transferencia de información especializada al gran público. Siguiendo los parámetros de integración paisajística, la instalación de Ecología Marina se construye de forma semisoterrada en su nivel superior (555 metros) y enterrada en el inferior (157 metros), adaptándose así a la topografía del espacio en el que se sitúa. Al mismo tiempo, sus revestimientos exteriores son de piedra volcánica del lugar, cuestión que reduce al mínimo el impacto visual sobre el entorno.

Las nuevas localizaciones no sólo se han ubicado estratégicamente desde un punto de vista científico, educativo, ambiental y de gestión, sino que establecen sinergias con la oferta de servicios de señalización y control de la contaminación marítima, así como con la dotación ecoturística previa del Parque Natural (Mirador de las Sirenas y Aula del Mar El Corralote). Esta iniciativa fue, asimismo, presentada a la Junta Rectora del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar en sesión ordinaria el 23 de octubre de 2006 .

El delegado provincial de Medio Ambiente, Clemente García, asegura que "con estos proyectos -incluyendo el complejo ambiental de Carboneras- la provincia se convierte en un referente tanto para el cuidado de las especies marinas como para le estudio de nuestra rica diversidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios