Los taxistas de Almería estudian la posibilidad de implantar un 'bonotaxi'

  • Los principales beneficiados serían las empresas que tienen contratados servicios de asistencias y los clientes habituales · Podría ponerse en marcha el próximo añ

Comentarios 0

El servicio de taxis de Almería podría protagonizar una importante revolución el próximo año si los trabajadores aprueban en asamblea la puesta en marcha de un bonotaxi. La idea es implantar una tarifa plana que beneficie y sirva de recompensa a todos aquellos usuarios habituales, ciudadanos y empresas, que diariamente hacen uso del transporte público que ofrece el taxi.

Aunque la propuesta y la pretensión del gremio es firme, aún tiene que ser aprobada por los socios y trabajadores de la empresa. No será hasta dentro de unos meses cuando el proyecto se someta a debate. No obstante, todo podría retrasarse al tener preferencia otros temas como por ejemplo conseguir la tan ansiada Ciudad del Taxi.

Según adelantó a El Almería el presidente de la Asociación Gremial del Taxi, Francisco Martínez, "el beneficio es claro y el cliente habitual podría ahorrarse con este bono, hasta un 25% cada mes". Otras ciudades españolas ya han implantado el sistema y el resultado no defraudó ni a los trabajadores ni a los usuarios. Precisamente las previsiones se superaron con creces.

El incremento de clientes tuvo que ser atajado con una ampliación también de la plantilla. Establecieron precios muy competitivos con los bonos de autobús y la rapidez era un punto más para optar por el primero. "Yo no tengo coche y para ir a trabajar siempre me muevo en autobús. La verdad es que si me ofrecieran un transporte más rápido, aunque tuviera que pagar un euro más, optaría por él", manifestó a este periódico Isabel, una mujer que esperaba ayer al mediodía en una parada el autobús del Paseo de Almería.

"Con la implantación de este sistema, los taxistas afianzarían aún más la relación con su cliente habitual", señaló Martínez, quien además destacó que "previsiblemente sería un proyecto bien acogido por los ciudadanos".

Entre las mejoras que la Asociación Gremial del Taxi ha desarrollado en Almería, también destaca la implantación de un sistema con el que se permite a los clientes pagar con tarjeta de crédito las carreras. Al parecer, aunque esta forma de pago funciona desde el año 2001, la mayoría de los ciudadanos aún no la conocen o no la conocen bien. Algunos ni siquiera han escuchado hablar de ello. Precisamente, según explicó a este periódico el presidente de la Gremial, "aún hay taxistas que no se han adaptado a la medida innovadora". Lo habitual es que el abono de las carreras se haga con dinero en efectivo, pero a la hora de realizar viajes largos, es decir, fuera del área metropolitana, cada vez son más los que se acogen a la comodidad de efectuar el pago vía electrónica y por adelantado, puesto que las tarifas son fijas e iguales para todos, se tarde lo que se tarde en llegar al destino. "Esta opción que lleva casi siete años en funcionamiento garantiza a los trabajadores que sus clientes se bajen del taxi sin pagar. Reduce el riesgo de fraude y el único objetivo es dar facilidades a los propios clientes", como argumentó Francisco Martínez.

Actualmente el volumen de cobros con tarjeta es muy pequeño. Tanto que, según datos aportados por la Gremial del Taxi, no superan ni los 400 anuales. Parece que los almerienses todavía prefieren manipular billetes antes que un trozo de plástico a pesar de las comodidades. No obstante, el que haya una cifra tan baja también es debido a que "la mayoría de las carreras que se realizan se hacen en la propia ciudad, frente a viajes de largo recorrido. A la gente le da vergüenza pagar tres o cuatro euros con una tarjeta de crédito, aunque ya se ha dado algún caso", señaló el presidente.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios