Almeriane crea y da vida a sus nuevas obras pictóricas

  • La pintora almeriense ha expuesto su 'Art Nouveau Andaluz' en prestigiosas galerías del mundo, figura en el Larousse de los artistas y en la guía internacional Akoun

"La penumbra embellece. Pero, lo que es bello a la luz, ha de gritarse al sol". Así ha descrito el poeta cordobés Antonio Gala a Almeriane, nombre artístico adoptado por Anne-Stéphanie Leroy García para llevar el de su tierra por todo el mundo. Nacida en Almería en 1973, se trasladó a Francia a los tres años, edad a la que empezó a dibujar. Su maestra vio sus grandes cualidades y recomendó a su madre que cultivara el arte de una niña a la que le gustaba mucho observar y reproducir con todo detalle cuanto veía.

Almeriane es hoy una artista cotizada en Francia, figura en el diccionario Larousse de los artistas más importantes desde el siglo XV hasta nuestros días, en el diccionario enciclopédico italiano de la Edición Alba (Italia) y en la guía de arte internacional Akoun. Sus obras han estado expuestas en galerías de arte y salones internacionales en Florencia, París (Grand Palais y Museo del Louvre), Nueva York, Milán, Salzburgo, o Mannheim; y ha sido galardonada, entre otros, con La Toile d´Or 2006, en París, premio Sever 2007 en Milán, o el Calice d'or 2007 en Florencia, siendo miembro de la Academia Internacional Greci-Marino de Italia, y próximamente de la Sociedad Nacional de las Bellas Artes de París.

Autodidacta y enamorada de los paisajes andaluces, trasladó sus recuerdos a sus pinturas, óleos y acuarelas, con un estilo propio y original descrito en París como 'Art Nouveau Andaluz'. Mi pintura simbolista y romántica, afirma Almeriane, está inspirada en las coplas y en la poesía española; retrata sujetos, en parte glamurosos, en parte surrealistas, envueltos en multicolores y dorados diseños de mis pasiones y sentimientos. Mis obras reflejan belleza, quietud y alegría. En un ambiente onírico y un decorado andaluz, embrujan y seducen unas figuras místicas, representativas de unos poemas o de unas canciones. Almeriane mezcla los colores vivos y cálidos para simbolizar elementos como la luna o el viento, plasmándolos en cualquier rincón de Andalucía.

Hasta los 20 años vivió al norte de París en la casa de sus bisabuelos. "Esa casa revolucionó mi niñez y mi vida. La parte más moderna de 'Le Lavaux Saint Pierre' fue realizada en 1782, y era un sitio tranquilo, bello, rodeado de naturaleza; un sitio de ensueño para niños que tengan un poco de imaginación. Era tomar el desayuno en el jardín, cerca del riachuelo, escuchando a tope el Adaggio de Albinoni mezclado con el murmullo del agua y el canto de los pájaros, jugar en el desván, disfrazarse, actuar, leer sentada en una cabaña situada en un árbol. Esa niñez feliz se ha visto reflejada en el ambiente onírico, lleno de tranquilidad y felicidad que destaca en mi pintura".

Desde muy pequeña vivió el flamenco a través de su madre española y de su abuela Encarnación, bailaora que acompañó al Príncipe Gitano y a Juanito Valderrama. La poesía de Antonio Gala, los hermanos Machado o Miguel Hernández, y las canciones de Lole y Manuel dejaron una profunda huella en Almeriane, que con unos versos o unas breves notas musicales ya se imagina un cuadro en su mente. Desde su infancia compaginó la pintura con el teatro -su otra gran pasión-reflejada en sus obras, "en las que cada personaje tiene su papel sobre el escenario".

El año pasado expuso en Nueva York, Florencia, Milán, Salzburgo, y en Málaga, concretamente en Antequera. Sin embargo, considera que es muy difícil exponer en Almería aunque lo ha hecho en dos ocasiones, hecho que resulta sorprendente para una persona que lleva el nombre de su tierra por gran parte del mundo.

En estos momentos prepara sus próximas muestras y trabaja sobre un cuadro que ha titulado 'El lucero del alba', en el que el hombre simboliza el sol y la mujer a Venus. Siempre utiliza capas en los hombres como expresión de su amor por el teatro clásico, mientras que las mujeres suelen llevar un traje flamenco diseñado por la propia artista. Entre sus modelos destacan Werner Schreyer, Tobías Moretti -protagonista de la serie policiaca Rex-, José Manuel Seda, o la cantante francesa Vanessa Paradis, pareja del actor Johnny Depp -el popular capitán Jack Sparrow de Piratas del Caribe-.

Almeriane también está trabajando en una nueva técnica denominada 'giclée' sobre reproducciones de alta calidad de museo en lienzo o papel, y tiene en su agenda un encuentro en París con los directivos de la prestigiosa firma Kenzo para diseñar la caja de sus perfumes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios