Almerimar brilla a la luz de las velas en una noche mágica

  • Los comercios ofrecieron ofertas especiales y degustaciones gastronómicas

La cuarta edición de la noche en vela no defraudó. Almerimar celebró en la noche del viernes una jornada mágica donde el blanco fue el color dominante y la música sonó en cada rincón del puerto deportivo. Las velas fueron también un elemento protagonistas con el que los comercios adornaron sus accesos o interiores y con el que se llenaron las terrazas de los restaurantes.

La cita se convirtió en la excusa perfecta para pasear por este núcleo ejidense y participar en una apretada agenda de actividades gratuitas, a la vez que comprar artículos de calidad a precios especiales. No en vano, el gobierno local pretende con esta iniciativa promover la oferta lúdica de la zona durante la época estival, además de estimular el comercio tradicional y el sector de la restauración y la hostelería.

De hecho, los comerciantes que expresaron su opinión al Diario de Almería se mostraron muy satisfechos con la iniciativa. En esta línea, Lola Acuyo, propietaria de '4u For You' confesó que era la primera vez que participaba debido a que su tienda abrió en septiembre pero, aún así, indicó que "hay mucha gente en la calle" por lo que confió en que los resultados de caja fuesen satisfactorios. Por otro lado, Amanda López, propietaria de 'María Chic', era la tercera vez que abría su comercio a esta propuesta y aseguró que se trata de una "estupenda iniciativa en la que merece la pena participar".

Los comercios realizaron importantes descuentos sólo para esa noche y, además, ofrecieron degustaciones con mesas instaladas a la puerta. Había gominolas, caramelos, aperitivos salados o refrescantes bebidas como mojitos o piña colada.

La noche en vela hizo gala a su nombre y llenó de actividad el núcleo costero hasta la madrugada. A las ocho y media de la tarde ya se celebraban las primeras actividades infantiles en Babel con la visita de la payasa Pi. Los niños disfrutaron el viernes con taller de pintacaras, cantajuegos o la visita de la admirada Elsa, de Frozen.

Un pasacalles 'endemoniado' y una banda de música recorrieron las dársenas animando a los asistentes. La música también fue la protagonista de la noche con los conciertos de 'Tributo a Hombres G', que se desarrolló en la Plaza Batel, y el ofrecido por el grupo almeriense 'El Límite', organizado por la tienda Babel. A medianoche arrancó 'La Madrugá' en donde los locales nocturnos prepararon también actos para aquellos que querían divertirse en un excepcional ambiente hasta altas horas de la noche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios