Amat afirma que el Plan General permitirá crear 40.000 viviendas

  • El alcalde acepta el propuesto por la Junta para no estar años en los tribunales. El Museo de las Ciencias se hará en Las Salinas y siguen los recursos contra el deslinde

El alcalde de Roquetas de Mar ha valorado positivamente la aprobación por parte de la Junta de Andalucía del Plan General de Ordenación Urbana PGOU, pese a que no se recogen todas sus pretensiones, especialmente debido al deslinde realizado meses atrás en la zona de Las Salinas por el departamento de Costas. Amat afirmó que era preferible aceptar este plan que estar varios años de litigios en los tribunales con la administración autonómica.

En la actualidad la ciudad tiene unas 50.000 viviendas construidas, y el nuevo marco urbanístico le permite construir otras 40.000 más en los próximos ocho años de vigencia del PGOU, para unos 95.000 habitantes más de los que viven en el extenso término municipal, lo que supondría un total de 90.000 viviendas para casi 200.000 habitantes en el futuro, si se cumplen las previsiones. La ley de la oferta y la demanda, en el marco de la crisis que se vive actualmente, hará realidad o no la construcción de este número de viviendas. "Desde el ayuntamiento nos sentimos no todo lo contentos que hubiéramos deseado porque nos gustaría que Las Salinas hubieran quedado tal como lo aprobamos", afirmaba el alcalde a la hora de valorar el nuevo PGOU, anunciando que seguirán adelante los contenciosos parciales con Costas y recursos contra el deslinde en Las Salinas.

Todos los aprovechamientos urbanísticos procedentes de las obras de la variante de la autovía han quedado aprobados como sistema general en Las Salinas, tal y como estaba previsto, y las compensaciones por las expropiaciones en las obras del futuro hospital y la zona deportiva del estadio de fútbol Antonio Peroles también irán en Las Salinas.

El convenio para la construcción del hospital, cuyas obras se espera que comiencen este mismo año, queda suspendido temporalmente para hacer una modificación de los límites del área, dejando fuera la rambla del Cañuelo, y se espera la aprobación definitiva en cuanto se realice esta modificación de la unidad de ejecución. Los acantilados de Aguadulce quedan protegidos por la legislación, excepto un sector en el que sí se puede construir.

El proyecto del Parque de las Ciencias puede verse afectado parcialmente por el nuevo PGOU ya que el ayuntamiento tenía previsto realizarlo, antes del deslinde, en el parque comarcal de Las Salinas. Amat argumentaba sobre su futuro que "nosotros no vamos a cambiar la ubicación porque creemos que es el sitio más adecuado para desarrollar esa obra, pero si nuestro recurso no prospera tendremos que pedirle a Costas una concesión administrativa para hacerlo allí".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios