Amate cree que el yerno de Aznar ha influido en el contrato de Foster

  • Alejandro Agag es el representante del arquitecto en España. El líder del PSOE sospecha que ha podido existir tráfico de influencias por parte del Ayuntamiento

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Antonio Amate, desveló ayer que Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Gobierno del PP José María Aznar, es el representante de Norman Foster en España, por lo que sospecha que el Ayuntamiento de Almería ha podido incurir en un presunto delito de tráfico de influencias o prevaricación al pretender contratar de forma directa y sin concurso público al prestigioso arquitecto para la construcción del Palacio de Congresos. Amate sopesa la posibilidad de interponer una denuncia contra el alcalde por la vía de lo penal.

El portavoz socialista explicó que ayer obtuvo informaciones de Madrid por parte de "fuentes de toda solvencia" que le garantizaron que Agag, casado con Ana Aznar, es el representante de Foster en España por cuyas contrataciones cobra comisiones. "A mí me extrañaba esa cerrazón por contratar a Norman Foster. Yo pensaba que es un gran arquitecto, pero tanto como para cometer una ilegalidad al contratarlo sin concurso público... Sabía que tenía que haber algo", comentó el representante del PSOE.

La única hermana del yerno de Aznar, Ana Agag, vive en Londres donde trabaja en el estudio de Norman Foster, quien, según publicaciones de prensa, pensó en ella para el equipo de la nueva sucursal en Madrid del marido de Elena Ochoa. Pese a reconocer que, de momento, sólo hay constancia documental de la relación laboral de Ana Agag con el estudio, el portavoz aseguró "haber disipado muchas dudas" con esta información "que me abre los ojos y explica por qué el alcalde se aferra a unos informes técnicos municipales para justificar una resolución que pedimos que se analice jurídicamente".

Las fuentes consultadas por Amate le informaron a última hora de la mañana de ayer, tras haber ofrecido una rueda de prensa en la que, precisamente, le pedía al equipo de Gobierno que se dirija al Consejo Consultivo Andaluz, "cuna de sabios del derecho", para despejar cualquier duda acerca de la legalidad sobre la fórmula de contratación elegida. "Han estado dos años dándole vueltas al proyecto y no se pierde el tiempo por acudir al Consejo Consultivo. Estoy convencido de que no lo hacen porque saben que es ilegal", afirmó Amate, quien realizó una ronda de declaracones por los medios, comenzando por la Ser.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios