Amate dice que dimitirá "cuando pierda el respaldo del resto de ediles socialistas"

  • El portavoz socialista afirma que no dará a nadie "el gusto" de renunciar

El portavoz del grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, José Antonio Amate, aseguró hoy que sólo se planteará dimitir cuando pierda el respaldo del resto de ediles socialistas que conforman el grupo.

Amate reveló que, de lo contario, no dará a la dirección provincial del partido "el gusto" de renunciar a su cargo e indicó que por el momento, según se desprendió del último encuentro, sus compañeros del grupo municipal socialista le apoyan, aunque temió que la Ejecutiva provincial empiece "a comprar voluntades".

Precisamente Amate, junto a otros delegados y delegadas de la lista de la 'Plataforma por la Unidad' elegidos el pasado viernes por la asamblea local para acudir al congreso provincial de julio y militantes de la capital, han remitido sendas cartas al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y a su homólogo andaluz, Manuel Chaves, en la que piden que pongan fin a unas prácticas de la Ejecutiva provincial que tildan de «represalia» por la presentación de una lista alternativa en la asamblea.

El escrito, firmado también por el ex diputado Francisco Contreras, el ex alcalde Fernando Martínez la secretaria general de Juventudes Socialistas de la capital, Carmen Núñez, critican que como consecuencia de que Amate encabezara una lista diferente a la auspiciada por la dirección provincial, esta última ha desencadenado "una ofensiva" mediante la que manifiesta "insidiosamente" que el portavoz municipal debe dimitir de este cargo ante la obtención de menos delegados que la lista encabezada por el secretario general de la agrupación municipal, Juan Carlos Usero.

Estos militantes piden que "no se confunda" la representación institucional que otorgan las urnas con los debates internos del partido y se muestran en la carta "realmente indignados" por "el acoso y derribo" de la Ejecutiva provincial contra Amate por el "mero hecho" de haber ejercido su "derecho democrático y estatutario" de presentarse como delegado al congreso y valorar la línea futura del partido tras el último "desastre electoral".

Asimismo los críticos al actual secretario general del PSOE de Almería, Martín Soler, entre los que también están la edil capitalina Inés Plaza, la ex edil Encarna García Peña, el ex senador Eloy López y ex delegado del Gobierno andaluz Emilio Martínez, creen que con este "tipo de prácticas" no se pretende "otra cosa que amedrentar la libertad en el seno del PSOE" y "extender el miedo" a las agrupaciones de los pueblos "para que nadie pueda expresarse y decidir libremente" en un momento de debate sobre el futuro del partido.

En esta línea, muestran su rechazo al "comportamiento" de la dirección del partido y abogan por "otras prácticas políticas" en el PSOE de Almería que permitan "convivir libremente y con lealtad, sin represalias a todas las opiniones en el seno de la organización".

Por esto piden a Zapatero y Chaves que velen por el mantenimiento de la libertad y la pluralidad en la agrupación de la capital almeriense que, a su juicio, están "claramente cercenadas" por este tipo de comportamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios