Antesala de los futuros debates en Pleno sobre las necesidades de la ciudad

  • Ayer se aprobó el nuevo Reglamento de Pleno, con consenso político

El futuro del Pleno en la ciudad pasa por establecer debates "parlamentarios" sobre las grandes necesidades de la ciudad, en virtud de la adhesión del municipio a la Ley de Grandes Ciudades. Ayer se aprobaba por unanimidad, tras una larga negociación entre los grupos, el texto definitivo del Reglamento de Pleno.

Cerca de 50 enmiendas presentó durante las reuniones previas el Grupo de IU al texto inicial, que valoró Diego Cervantes "por la importante aportación que hemos podido realizar todos". Dicha postura además fue refrendada por el PSOE, cuyo viceportavoz, Juan Carlos Pérez Navas, pidió que el trabajo en común se trasladara a los reglamentos que quedan por aprobar, como es el relativo al Consejo Social, el de Sugerencias y reclamaciones o el de Participación Ciudadana.

El Reglamento de Pleno otorga especial importancia a las mociones municipales y los debates sobre la ciudad, con una clara voluntad de fiscalización política, a diferencia del orden del día de gestión que hasta ahora ha imperado.

Los concejales verán limitadas sus intervenciones en diez minutos para la primera vuelta y en cinco para una segunda; tiempo que será inferior en el caso de mociones. Además se establecen dos debates sobre el estado de la ciudad que se celebrarán en el primer y segundo bienio de cada corporación. Por otra parte, desaparece la posibilidad de constituir el Grupo Mixto, para evitar el transfuguismo, y quedan delimitados el número de asesores y administrativos de cada uno de los grupos municipales.

Con todo, el portavoz de Izquierda Unida pidió que se "administrara de forma laxa y participativa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios