Apuesta por una provincia sensible con el reciclaje y el medio ambiente

  • El área de Fomento de la Diputación Provincial fomenta el desarrollo sostenible y una mejor gestión de residuos agrícolas en los municipios almerienses con la sensibilización y concienciación de la ciudadanía

Un proceso participativo en el que la opinión de la ciudadanía es fundamental para definir las actuaciones en sostenibilidad. Este es el leit motiv del proyecto Agenda 21 que promueve y coordina el área de Fomento de la Diputación Provincial de Almería. En esta semana se ha completado el primer ciclo de tres reuniones de trabajo para la mayoría de mesas temáticas de Agenda 21 Provincial. En esta fase del proceso consideramos conveniente exponer algunos de los resultados de los debates, que serán trasladados a las próximas sesiones plenarias de la Comisión Agenda 21 Provincial de Almería para evaluar su traslado a propuestas formales de trabajo.

Los debates estarán en esta ocasión relacionados con la agricultura y la gestión del agua en la provincia. Ambos aspectos están sumamente relacionados, hasta tal punto que ambas mesas se han fusionado en una sola para permitir abordar los asuntos desde puntos de vista más amplios.

Uno de los puntos de debate que más se ha tratado ha sido el de la regulación de la actividad agrícola, lo que incluiría la necesidad de que todos los municipios de la provincia de Almería con actividad agrícola deberían desarrollar ordenanzas reguladoras de los residuos agrícolas, idealmente con una estructura tipo en todos los municipios para homogeneizar el proceso. En las mesas de debate se ha propuesto que las futuras ordenanzas incluyan aspectos de plan de higiene rural, de tratamientos previstos para los invernaderos abandonados, la disminución del impacto paisajístico de los invernaderos, o las normas de separación y recogida de residuos, entre otros.

Igualmente las mesas han debatido sobre la mejora de la gestión de los residuos agrícolas en varios aspectos, como son la disponibilidad de contenedores de separación de residuos (plásticos, alambres, materia orgánica, etc.) en todas las fincas, la recogida adecuada de dichos residuos, tanto en tiempo como en forma, la utilización de camiones compactadores para la recogida de estos residuos para reducir su volumen y aumentar a su vez, la eficiencia de la recogida y transporte, la racionalización del uso de plásticos y envases en general en todo el proceso productivo, así como búsqueda de materias primas menos contaminantes y más fácilmente reciclables, y el fomento de la creación de zonas verdes en los alrededores de los invernaderos.

Muy relacionado con esto ha estado el debate sobre la gestión del agua en la provincia, no sólo de la agrícola, sino también la doméstica y la industrial. La mesa del agua ha esbozado propuestas sobre la posible elaboración de campañas domésticas dirigidas a comercios, empresas, familias y administraciones, en la que se incluyen acciones como la distribución de difusores de agua para los grifos, el fomento de mecanismos más eficientes en los hogares (como por ejemplo cisternas de doble botón y grifos por presencia del cuarto de baño) mediante guías de buenas prácticas y folletos informativos del coste de estos mecanismos. Igualmente las campañas deberían incluir charlas de concienciación de la población en general, la promoción de ordenanzas para que ciertos mecanismos de eficiencia de agua (cisternas, grifos...) sean de instalación obligatoria en todas las edificaciones de nueva construcción, o la introducción de criterios de ahorro de agua en los pliegos y normas internas de redacción de proyectos de edificación.

Igualmente las mesas han debatido sobre la necesidad de ejercer un mayor control por parte de la administración sobre la proliferación de pozos sin autorización, que provocan graves problemas de agotamiento de acuíferos, así como la conveniencia de intentar resolver los problemas de abastecimiento de agua disponiendo en la provincia de Almería de diferentes alternativas de abastecimiento (pluviales, acuíferos, desalación, residual, etc.) para poder cubrir las necesidades.

Otros aspectos en los que las mesas han trabajado, por su impacto social, han sido la gestión de la energía y la gestión de residuos. A este respecto, borradores de propuestas han sido algunas como la obligación de las viviendas de nueva construcción de incluir la preinstalación de aire acondicionado y calefacción, la exigencia de instalación (y uso) de dispositivos de eficiencia energética en los edificios de viviendas que gocen de subvención por rehabilitación y en aquellas viviendas privadas que pasen a régimen VPO.

Y por último, respecto a la gestión de residuos en general, las mesas han debatido sobre los principales problemas de esta actividad, llegándose a las conclusiones de que sería conveniente plantear propuestas relacionadas con la potenciación de equipamientos urbanos específicos para recogida selectiva, la formación, información y sensibilización sobre la gestión de los residuos a la ciudadanía (por ejemplo para conocer el destino final de los residuos, fomentar la transparencia), la mayor implicación de las administraciones en la puesta en valor del mercado de los subproductos y de los residuos reciclados, y el aumento de la disponibilidad de puntos limpios para los ciudadanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios