Ayuntamiento y Delegación estudian un remedio eficiente al frío de las aulas

  • Mañana tiene lugar el esperado encuentro en el que el alcalde expondrá la situación

La ola de frío que azota la provincia en los últimos días ha dejado su impronta también en las aulas del colegio de Alboloduy. Lo deficiente de su sistema de calefacción, que ya es antiguo, ha hecho necesario que el regidor de la localidad, Antonio Salvador, y la teniente alcalde, Sonia Guil, decidan concretar una cita con el delegado de Educación de la Junta de Andalucía, Jorge Cara que ha sido fechada para mañana, día 15. No es la primera vez que demandan ayuda al ente autonómico pero, ahora sí, esperan "contar con su respaldo porque nos hace falta", asegura Guil.

El encuentro tendrá lugar en la sede oficial de esta entidad, en la capital, y desde el municipio se desplazarán para conocer la opinión de Cara e intentar buscar soluciones y un respaldo eficiente.

"El Ayuntamiento está trabajando muchísimo por el colegio, comprando estufas que mejoren las condiciones en las que los niños van a clase, pero ahora necesitamos que nos echen una mano".

Ante el descenso de las temperaturas "hemos trabajado para que se note lo menos posible, llegando a una situación en la que no hace frío en las aulas, y aunque seguiremos haciendo lo que podamos y nuestras posibilidades permitan, está claro que los recursos son limitados", dice.

"Que tengan claro los afectados que nosotros lo que está en nuestras manos lo ponemos a su disposición, pero ahora necesitamos ayuda".

La historia viene de antiguo, pero a la teniente alcalde no le hace falta remover los papeles para cifrar el año en que comenzaron los problemas. "En 2007 estuvimos pidiendo a Educación un sistema de calefacción eficiente, pero seguimos sin contestación". "¡Es que los calentadores que se usan son los mismos que recuerdo de cuando yo era alumna!", exclama Guil. El problema también afecta a los mayores, pero en ese caso es distinto. Los alumnos de la Escuela de Adultos llevan ellos mismos las estufas de casa. "Se apañan de ese modo, nosotros no podemos hacer más nada pero les aseguramos que estamos poniendo todo lo que podemos".

Lo que esperan de la Junta de Andalucía es sencillo. "Que nos hagan caso, que atiendan nuestras demandas y que los alumnos puedan tener una calefacción en condiciones".

El problema, debido a la ubicación de esta localidad, es más acuciante cuando llega el invierno. "Nos gustaría que los alumnos, tanto mayores como pequeños, puedan sentirse cómodos en las aulas, cuando desarrollan el proceso de enseñanza aprendizaje y está claro que con un sistema de calefacción adecuado va a mejorar bastante".

Esperan regresar al municipio con la solución bajo el brazo. Por los vecinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios