El Ayuntamiento acepta sacar los chiringuitos de Cabo de Gata de la arena

  • Primera decisión tras dos años de reuniones. Dejan para un futuro la decisión sobre la capital y el barrio de Retamar

Comentarios 1

Más de dos años después de que comenzaran las conversaciones por parte del Ayuntamiento y Costas sobre los chiringuitos de la capital, comienzan a tomarse las primeras decisiones. Los cuatro chiringuitos ubicados en la playa de la barriada de Cabo de Gata cambiarán de ubicación, después de que la Concejalía de Salud y Consumo haya llegado a un acuerdo con la Dirección General de Costas, que permitirá su legalización dentro del litoral de su competencia, pero fuera de la arena de la playa. La edil responsable de la Concejalía, Rafaela Abad, mantiene que esta es la única zona del litoral municipal en que hay espacio suficiente para adoptar esta medida.

Por el contrario, Abad insiste en que no hay sitio suficiente para que los establecimientos de las playas de la capital y del barrio de Retamar puedan establecerse en los paseos marítimos. Pese a ello, Costas vincula la legalización de los chiriguitos a que no ocupen la arena, "por lo que también se verá afectado el turismo de la zona". La última reunión que se celebró entre el Ayuntamiento y Costas se produjo el 24 de abril, cuando se pusieron sobre la mesa el desacuerdo todavía existente para los tres chiringuitos de Retamar y otros cinco en El Zapillo, de los que considera que deben mantener su actual ubicación.

Con anterioridad, Abad ya había registrado en la institución vinculada al Gobierno central la voluntad municipal de ser recibidos y había visitado la barriada de Cabo de Gata. Dicha reunión se produjo el día 17 de marzo, y en ella también tuvo la oportunidad de hablar con los propietarios de los establecimientos.

Según la edil, la Dirección General de Costas se limita a presentar la opción planteada por su último responsable, debido a que en la actualidad carece de delegado en la provincia. "Están a la espera de que se produzca alguna designación o incluso que se transfieran las competencias de Costas a la Junta de Andalucía, y nosotros tendremos que esperar a ese momento para realizar nuevos planteamientos".

La existencia de chiringuitos sin apoyo de Costas fue una de las causas por las que la capital dejó de recibir las banderas azules en sus playas en el año 2006, aunque la tramitación de la licencia para los chiringuitos es anterior, hace más de dos años.

La voluntad por parte de los responsables locales desde la pasada Corporación es la de adecuar los establecimientos a la normativa vigente y así lo llevan manifestando abiertamente desde que comenzara esta Corporación y cambiara el área de manos. De hecho, el pasado mes de febrero, a la espera de que se fechara una reunión con los responsables municipales, el alcalde de la capital, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, calificaba dicha postura de "claramente discriminatoria, ya que la esencia misma de este tipo de establecimientos de ocio es que estén sobre la arena de la playa y no fuera de ella, como pretenden desde el Ministerio", en comparación a otros municipios que sí tienen legalizados establecimientos en las mismas condiciones.

Además, la ubicación actual puede llevar a que las playas de la capital no consigan las nuevas credenciales de calidad que desde el Consistorio se están tramitando para este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios