El Ayuntamiento se opone a construir 2.400 plazas hoteleras en El Nazareno

  • El POTAUA le obliga a esa cifra si quiere 1.000 viviendas

El Ayuntamiento de Níjar ha sido uno de los municipios que se ha abstenido en la votación del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Almería y su área metropolitana (POTAUA) en la reunión que se ha celebrado esta misma semana.

De nuevo el desarrollo turístico de la zona del Nazareno ha sido uno de los puntos conflictivos, a pesar del principio de acuerdo alcanzado hace unos meses. En éste se había llegado a un punto de encuentro entre las administraciones en cuanto a la ubicación y número máximo de viviendas, que serían de unas 1.000 en 200 hectáreas, en la zona entre La Boca de los Frailes y El Nazareno, en el límite del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

Antonio Jesús Rodríguez, alcalde de Níjar, ha explicado que "la sorpresa que hemos tenido es que aunque se tiene en cuenta todo, se condiciona a que el 51% de esa urbanización se dedique a hoteles y plazas hoteleras".

Rodrígues señala que para que en la zona se puedan hacer mil viviendas para segunda residencia, sería necesario que simultáneamente se crearan 2.400 plazas hoteleras, y es a ello a lo que se opone radicalmente el Ayuntamiento nijareño por dos motivos concretos. "El primero es que no hay capacidad, ni interés en el mercado para construir esos hoteles. En segundo lugar, porque se perjudica a las empresas locales".

Rodríguez ha destacado que "no queremos estas plazas hoteleras en el límite del Parque porque éste no tiene capacidad para ellas. Nosotros sacrificamos los crecimientos de núcleos como San José, Las Negras o Aguamaga y pedimos que se permita esos crecimientos en El Nazareno, que se hagan los hoteles que sean necesarios porque el mercado así lo entienda, pero no construir 7 hoteles con una media de 170 habitaciones, el triple del hotel más grande que hay en el municipio. Entendemos que se pida generar suelo por si algún día hay que hacer hoteles, dejarlo previsto, pero construir estas edificaciones paralelamente a las viviendas de segunda residencia es imposible".

La explicación que ha dado la Junta se basa en que el modelo turístico no puede ser el del ladrillo, sino el de los hoteles ya que generan trabajo durante todo el año "y mientras sabemos que varios hoteles de Almería estarán cerrados durante Semana Santa. Por todo eso el Ayuntamiento va a solicitar que se cambie esa clausula del artículo 61 del Potaua. Tenemos que apostar por el turismo residencial que ha existido siempre y está reconocido por la Organización Mundial de Turismo" manifestó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios