El Ayuntamiento no impondrá ninguna vestimenta como piden los hosteleros

  • El portavoz del equipo de Gobierno, Pablo Venzal, resalta que la posición municipal no implica una intromisión en "el derecho de admisión que tenga cada establecimiento"

Comentarios 0

Serán los bares y establecimientos los que tengan que evaluar la admisión o no en sus comercios en función de la vestimenta en días de Feria del Mediodía, después de que el Ayuntamiento se haya desmarcado de la posibilidad de introducir el plan de decoro propuesto por la Asociación de Hosteleros de Almería (Ashal), más cuando "puede atentar contra las libertades por las que todavía no hemos puesto en marcha el proyecto de videovigilancia".

En el día de ayer se reunían los concejales con vinculación a la celebración de la Feria para hacerles partícipes de las iniciativas y propuestas presentadas por Ashal, aunque se trató de una reunión más informativa que decisoria según explicaron fuentes municipales. Así, se muestran a la espera de que se produzca a lo largo de esta semana una nueva reunión con los representantes de los hosteleros, a los que el alcalde tiene previsto presentar nuevas propuestas basadas en el documento redactado por los empresarios. Ya han recibido las primeras "rebajas por parte de los propios interesados", matizó el portavoz del equipo de Gobierno, Pablo Venzal, quien explicó que han renunciado a una ampliación del número de barras en la calle, aunque mantienen sus propuestas dirigidas a la mejora del saneamiento o el mobiliario.

Venzal prefirió no avanzar la posición municipal, aunque matizó que "si el pregón de la Feria del Mediodía es el sábado por la tarde, parece razonable que no comience hasta el domingo".

La reducción de la Feria en dos días y su celebración de sábado a sábado ya fue aprobada por la Junta de Gobierno la pasada semana, aunque queda en el aire los aspectos concretos de la celebración diurna en el centro de la ciudad. Con todo, resaltó el portavoz del equipo de Gobierno que desde el área de Cultura ya está organizada la Feria "al 70%, con la programación cultural casi cerrada, aunque con algunos flecos como será la ubicación de ambigús y la duración Mediodía". Para Venzal, los ayuntamientos se encuentran "en días de indefinición", en referencia a ciudades como Córdoba o Granada. Así, sobre el Corpus recuerda que el ayuntamiento granadino reconoció que "languidecía el centro", mientras que de Córdoba afirmó que se tuvo que dar permiso para celebrar el botellón después de que anunciara que estaría prohibido.

"Almería lo que quiere es mejorar la imagen de ciudad, que se de a conocer como una gran Feria y que vaya en correlación la diversión ciudadana con el respeto a los ciudadanos que quieren descansar a determinadas horas".

Desde el Grupo Municipal Socialista se exige "un gran pacto para la dignificación de la Feria", y sus responsables mantienen una postura de "necesario consenso entre la Corporación y los empresarios". La concejal socialista Gema Pradal afirma que se deben poner "los límites ya, y que los empresarios sean conocedores de ellos para que adopten las medidas que consideren necesarias". Pradal aboga por "iniciativas culturales para la revitalización de la Feria, que debe acompañar a cualquier postura de decoración del entorno o sobre la vestimenta, porque una dignificación no significa que tengan que ir necesariamente de traje".

Por su parte, para el Grupo Municipal de Izquierda Unida la postura adoptada por los hosteleros es una "exageración". Así lo destaca el portavoz del Grupo, Diego Cervantes, quien resalta que "una cosa es que se respete el derecho al sueño y otra que no se respete a los demás".

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios