El Ayuntamiento recurrirá la sanción por Loma Cabrera "hasta las últimas instancias"

  • El edil de Servicios Urbanos espera que en una semana ya fluya el agua con normalidad

No habrá "chantaje" para iniciar las negociaciones del traspaso de titularidad de la carretera de Loma Cabrera, y cualquier sanción impuesta será recurrida "hasta las últimas instancias, sean judiciales o no", afirma el concejal de Obras Públicas y Servicios Urbanos, Francisco Amizian, a pocos días de que concluyan las obras en la carretera de acceso al barrio.

El edil vuelve a hablar de "chantaje" ante la postura de la Diputación Provincial y descarta que cualquier negociación pueda realizarse para el cambio de titularidad del vial en la que se está realizando la intervención, antes de que ésta concluya o bajo presión.

El agua comenzará a fluir de forma normalizada en las viviendas en aproximadamente una semana, según las previsiones municipales, después de que el Ayuntamiento se encuentre ultimando las obras que más enfrentamiento han supuesto entre las dos instituciones competentes, el Consistorio y la Diputación Provincial.

Ante el anuncio realizado por los responsables del Gobierno provincial de que sancionará con unos 4.000 euros la intervención realizada por el Ayuntamiento para cambiar la red de suministro de agua del barrio de Loma Cabrera. Como alternativa a la sanción sigue planeando la posibilidad de que el Consistorio asuma la titularidad, cuyo mantenimiento recae en el ente supramunicipal desde su apertura. Así, insiste el edil "digan lo que digan lo primero son los ciudadanos que no tienen los servicios básicos".

Para el Ayuntamiento, no es comparable esta actuación con cualquier "polideportivo o parque que deba contar con el pacto de ambas instituciones, porque se trata de que los ciudadanos del barrio cuenten con redes nuevas para su abastecimiento, en referencia a las canalizaciones que enseñó el alcalde", y que fueron calificados por el mismo como restos arqueológicos.

El edil afirma que desde el Ayuntamiento nunca se permitirá que "personas ruinas pongan trabas para que 2000 ciudadanos puedan tener atendidas sus necesidades básicas".

Desde el Ayuntamiento se afirma que el presidente de la Diputación, Juan Carlos Usero, está avalando la postura contra el Ayuntamiento de José Añez, "como transmitió el portavoz de Diputación Luis Pérez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios