Bajan la barrera a playas del Cabo

  • Ayer entró en vigor la regulación de acceso a los arenales enmarcados desde Playa de Genoveses hasta Cala Carbón La medida estará vigente hasta el 18 de septiembre

Son miles de turistas los que se esperan este verano en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. De ahí que un verano más la Junta de Andalucía haya adoptado la medida de bajar la barrera y restringir el acceso a sus playas, en concreto, a las zonas de baño comprendidas entre Genoveses y Cala Carbón. La restricción entró en vigor ayer sábado y durará hasta el próximo 18 de septiembre. Los bañistas -con agrado o menos- aceptan la medida de controlar el acceso a las playas tan emblemáticas como Mónsul, Barronal, Genoveses, Cala de Carbón y Cala de Media Luna.

La Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente adopta esta acción con un doble objetivo que es por un lado velar por la degradación de sus valores naturales y paisajísticos ante una anta afluencia de visitantes. Por otro lado, pensando en la seguridad de los turistas.

"La gran aglomeración de personas y vehículos que se genera en temporada estival conlleva graves problemas de colapsos en las vías de acceso que impiden que se cuente con las condiciones mínimas de seguridad en caso de incendio forestal o cualquier otra situación de emergencia que pueda producirse", han señalado desde la Junta de Andalucía.

El pasado año unos 57.824 vehículos pasaron a lo largo del pasado verano por los aparcamientos de las zonas ubicadas entre la playa de los Genoveses y la Cala Carbón durante el periodo de acceso restringido a los vehículos motorizados, entre el 20 de junio y el 20 de septiembre, lo que supone un 18,3% más con respecto al año anterior.

Según la información recopilada por la empresa adjudicataria del servicio, el Grupo Playas y Cortijos, se registró una media de 621 vehículos a motor diarios frente a los 525 de 2014, año en el que el servicio se operó entre el 21 de junio y el 14 de septiembre.

Los precios de los tickets se tarificaron en función del tipo de vehículo, de modo que un utilitario contaba con un precio de cuatro euros; una caravana, cinco euros; y una motocicleta, dos euros. Esta actividad ha supuesto unos ingresos de 289.120 euros únicamente en la gestión de los aparcamientos por parte de la concesionaria, a la que se adjudicó el servicio mediante un contrato de naturaleza administrativa especial por 6.447 euros.

En relación a las personas que utilizaron el servicio de autobuses, se contabilizaron un total de 12.514 pasajeros con una media diaria de 134 pasajeros, lo que supuso un descenso del 27,2 por ciento con respecto a 2014, en que se registraron unos 184 pasajeros diarios de media.

De nuevo este verano, será una empresa la que se encargará de gestionar los servicios de regulación del estacionamiento de vehículos en los aparcamientos habilitados en zonas próximas a las playas de Mónsul, Los Genoveses y Barronal, en el Parque Natural Cabo de Gata Níjar , y realizará el control de entrada y salida de vehículos en la vía de acceso a dichas playas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios