Benahadux suena al más puro Fondo Flamenco en sus fiestas

  • El grupo sevillano actuó en el Pabellón de Deportes del municipio presentando su primer disco 'Contracorriente' con una mezcla de pop, rock y flamenco

Los azulejos típicos sevillanos aparecían como fondo en una fotografía que se hizo el grupo en un porche. De esta forma, se les encendió la bombilla y la formación sevillana se denominó con el nombre de Fondo Flamenco. Influidos principalmente por sus propias raíces y con su primer disco en el mercado, la banda ofreció un concierto el jueves 27 de marzo a las 22:00 horas en las Fiestas de Benahadux, en el Pabellón de Deportes.

El concierto, que duró aproximadamente una hora, estuvo dividido en dos partes. En la primera cantaron los temas de su primer álbum Contracorriente y en la segunda descansaron los seis músicos que tocan junto a ellos en el escenario y rememoraron los temas de su maqueta con guitarra en mano, de la que destaca la canción Ojalá, que también está incluida en su primer trabajo.

Los tres componentes del grupo son Rafael, Astola y Antonio. Antes de tener una historia en común, cada uno tiene la suya propia. "Empecé de pequeño, con nueve años, a tocar la guitarra", dice Rafael. "Comencé con mi padre en el Coro de Almonte e iba a los ensayos con él", explica Antonio. "Vi a Rafa tocar la guitarra, fui a felicitarlo, empezamos a ser amigos y, así, ensayamos juntos. Mi abuelo, Paco Astola, tiene tres discos", afirma Astola.

La idea del grupo surgió por su pasión en común, la música. "La formación comenzó en el colegio con Rafael y Astola. Teníamos unas canciones que compusimos y empezamos a cantarlas. Después se unió Antonio. Era un grupo sin nombre ni nada. Nos ofrecieron una actuación y le dijimos que al día siguiente tendría el nombre de la banda", explican.

Según los componentes de Fondo Flamenco, su música es variada: "Puedes encontrar un poquito de todo. No es ni mucho flamenco, ni mucho pop, ni mucho rock. Lo que nos caracteriza es que no nos pasamos de la raya ni una pizquita".

Las letras de sus canciones tratan el amor, el desamor y realizan una crítica a la sociedad: "Hablamos de lo mal que está el mundo con el racismo, el hambre y las mujeres maltratadas. Un tema va dedicado a nuestro manager que es un mago que va sembrando felicidad, quitando los males y se llama Willy Fox".

El título del álbum tiene que ver directamente con la situación actual de la música: "Es muy complicado sacar un disco. Es difícil por la competencia, por la piratería. Hay mucha gente que lo hace muy bien y está en su casa".

El presente de este primer disco, que salió al mercado el 15 de noviembre, está siendo prometedor: "El primer sencillo va muy bien. El videoclip ha tenido un millón y medio de visitas en youtube. Esta semana grabamos el segundo, el tema Ojalá".

Algunos artistas han influido en su estilo: "Alejandro Sanz, Fito y los Fitipaldi y El Barrio son algunos de los músicos que nos gustan. Un poco variado".

El grupo ha trabajado en otros proyectos. Uno de ellos, es el segundo puesto que adquirieron para proclamarse el himno del Betis con el tema Sueño verdiblanco. "Es el himno de la afición. Siempre cantan el nuestro. También tenemos el videoclip de esa canción", aseguran.

Uno de los himnos que más fuerte han pegado en los últimos tiempos, en el mundo del fútbol, es el del Sevilla. Esta canción es de El Arrebato. Aunque el Betis y el Sevilla son grandes rivales, el cantante es el padrino artístico de Fondo Flamenco. "En el mundo de la música siempre ha estado con nosotros desde el principio", señalan.

Sobre los proyectos futuros, el grupo lo tiene claro: "Con nuestros discos queremos dejar un legado, una huella. Tenemos la intención de hacer una gran gira y seguir a más. El éxito es muy difícil. Hay que hacer mucha promoción para que la gente sepa que tu disco está en el mercado, sino no lo van a comprar. Nadie te regala nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios