abla

Campaña para recuperar las fachadas blancas a semejanza de Sierra Nevada

  • El Ayuntamiento ha aprobado una ordenanza para conceder ayudas a los vecinos para que pinten sus casas con un máximo de 300 euros El plazo de solicitud finaliza el 30 de junio

Los municipios que integran la comarca del Río Nacimiento se han convertido en un claro ejemplo a nivel provincial por el respeto a las tradiciones y la homogeneización de su fisionomía urbana. Prueba de ello es que ya son ya varios los que cuentan con ordenanzas y ayudas económicas municipales concretas para que los vecinos blanqueen las fachadas de sus casas y destierren en el olvido esos tonos grisáceos y arenosos que desentonan con la gran mayoría de viviendas.

El último en apuntarse a esta corriente por la pureza del blanco, tras Fiñana y Abrucena, ha sido el municipio de Abla. Hace dos meses, su Ayuntamiento aprobaba la ordenanza reguladora para la concesión de ayudas para el mantenimiento del ornato público y mejora de fachadas de edificios en suelo urbano que tiene como objetivo recuperar y preservar el patrimonio urbano y arquitectónico de Abla, "con el color blanco en las fachadas como seña de identidad, patrimonio heredado de nuestros antepasados de generación en generación; y, al mismo tiempo, favorecer el desarrollo turístico y rural de nuestro pueblo", apunta la normativa municipal.

Como viene siendo habitual, los beneficiarios son los vecinos con viviendas en la localidad y que contarán con una ayuda municipal de 2 euros por cada metro cuadrado hasta un máximo de 300 euros, excluyendo el IVA, para el blanqueo de fachadas exteriores, rejas y barandillas incluyéndose las reparaciones de obra necesarias para la ejecución y pintura de las mismas.

El plazo de solicitud para esta iniciativa está abierto hasta el 31 de junio y tendrá una vigencia de 5 años (con convocatorias anuales), momento a partir del cual el Ayuntamiento podrá obligar a los propietarios de inmuebles a mantenerlos en las debidas condiciones.

Desde el Ayuntamiento se ha hecho mucho hincapié en esta campaña para recuperar las fachadas blancas tal y como reza el propio eslogan "Abla la blanca".

La ordenanza especifica que será el Ayuntamiento el encargado, a través de personal propio, de con anterioridad al inicio de las actuaciones comprobar las actuaciones a realizar en las fachadas y, tras la finalización de las mismas, realizar una segunda comprobación.

Tras ello y la presentación en el ayuntamiento de la factura y el justificación del pago del importe de la obra o pintura por parte del beneficiario "se procederá al ingreso de la ayuda concedida por parte del Ayuntamiento en el plazo máximo de dos meses desde su verificación", se señala en la nueva ordenanza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios