La Candelaria sale a la calle después de muchos años

  • Recuperan la procesión con bizcochos y lluvia de palomitas

El municipio de Tíjola ha recuperado este año una de sus tradiciones más antiguas, y es que ni los vecinos más mayores del pueblo recuerdan cuando fue la última vez que la Virgen de la Candelaria procesionó por las calles del municipio. Ha sido don Silverio, el párroco de la iglesia, quien ha tomado la iniciativa de devolver la patrona a las calles de su pueblo, que después de muchos años ha recuperado una de sus procesiones más especiales. Se prepararon palomitas de maíz para arrojarlas desde los balcones al paso de la imagen, y muchas vecinas, en su mayoría madres de pequeños que este año harán la comunión, prepararon tartas y bizcochos para compartir con los vecinos en esta celebración.

La procesión estuvo marcada por la salida de la Virgen por algunas de las principales calles de Tíjola, acompañada por una pequeña imagen de San José, que nunca antes había salido en procesión. Los vecinos arrojaron desde sus balcones palomitas de maíz a las dos imágenes, que iban escoltadas por numerosos niños, vecinos y miembros de la corporación municipal. La Banda de Música ponía el broche final a la comitiva.

Tras realizar el recorrido, se soltaron dos pichones desde la puerta de la iglesia, y a continuación la fiesta siguió con la degustación de los numerosos bizcochos, dulces y chocolates realizados por las madres de los pequeños que realizarán este año la primera comunión. "Era una tradición que se realizaba hace décadas y que este año hemos querido recuperar con la colaboración de los vecinos. Ha sido una jornada muy bonita que seguiremos celebrando", afirmaba el alcalde de Tíjola, Mario Padilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios