Cantarero viaja por la historia con su voz con el Barroco como punto de partida

  • La soprano granadina convenció al público que quedó fascinado con su voz, creando una mística atmósfera en el Convento

Si hay que utilizar la tan trillada expresión cantar como los ángeles, se le debería atribuir a Mariola Cantarero que actuó ayer en el Claustro del Convento de San Luis en uno de los conciertos del Festival que más bravos suscitó y que la ovación se convirtió en una de las más eufóricas.

La soprano reconoció que hizo un esfuerzo porque ella no era cantante de música barroca pero sus matices e interpretación consiguieron que los asistentes quedaran atrapados por la voz de la artista y el piano de Mercedes Enciso. Durante todo el concierto la expresión corporal, facial y su timbre de voz interpretaban cada tema.

La artista consiguió los primeros bravos desde las primeras interpretaciones y uno de los temas que fascinó a gran parte del público fue Lascia Ch'io Pianga de G. F. Händel. Además de esta pieza, la primera parte interpretó temas como Sposa, son dispersada de Vivaldi; Tre Giorgi son che Nina, de Pergolesi; Sebben Crudele, de A. Caldara; Piangerò la corte mía, de Häendel; Mío caro benne, de Häendel; y Let bright by Seraphim, de Häendel. La soprano dedicó esta parte a música barroca y se pudo ver incluso en su indumentaria, con un vestido negro para mostrar sobriedad, junto a la expresión corporal y su voz que iba acorde con el estilo de solemnidad y misticismo.

La segunda parte estuvo compuesta por otras piezas que recorrían otros momentos históricos con temas como Ombre fore, de Rossini; Bel raigo lusinguier, de Rossini; Triste, de Ginastera; Canción al árbol del olvido, de Ginastera; Azulao, de Ovalle; Fado, de Halffter; y Hasta la guitarra llora, de Ayarza de Morales. La artista cambió de vestuario, al ser totalmente el estilo de música que iba a interpretar. Antes de empezar cada pieza, una mirada cómplice entre Cantarero y Enciso para iniciar con fuerza cada tema. Fue tal la actuación y el buen hacer de la soprano que el público no dudó en levantarse de sus butacas para ovacionarla con más fuerza. Tras el concierto, el público pudo adquirir uno de sus discos, firmados personalmente por la artista.

Mariola Cantarero es un referente del bel canto y especialista en Bellini, Donizeti y Rossini. Se encuentran entre sus principales títulos: Lucia di Lammermoor, Sonámbula, Don Pasquale, Norma… habiendo interpretado títulos como El rapto del Serralo, Don Giovanni, Falstaff, La Traviata, Rigoleto, El Murciélago…

Además del repertorio operístico, obtiene grandes éxitos interpretando las zarzuelas más conocida como Doña Francisquita, Luisa Fernanda, La Taberna del Puerto, Pan y Toros, o la ópera española Marina, a la vez que incluye en todos sus recitales y conciertos las romanas más famosas de este género lírico español llevándolo así por todo el mundo. Ha sido dirigida por directores como Zubin Mehta, Alberto Zedda, Jesús López Cobos, Daniel Oren, Campanella, o Roberto Abbado…

Entre su amplia discografía cabe destacar Luisa Fernanda junto a Plácido Domingo en el Teatro Real de Madrid, Falstaff dirigida por Mehta en el Maggio Musicale Florentino, La Gazza Lada del Rosini Ópera Festival, Il Vagio a Reims en el Liceo de Barcelona, La conquista de Granada en versión concierto en el Teatro Real de Madrid o I Puritani de la Ópera de Amsterdam, entre otros. De sus últimos trabajos discográficos destaca un CD titulado Bel Canto grabado en directo desde el Auditorio de Galicia de Santiago de Compostela junto a la orquesta filarmónica de Galicia y el bajo-barítono Simón Orfica, en el que interpreta arias y dúos de Mozart, Rossini y Donizetti dando un paso más en su repertorio belcantístico para adentrarse de lleno en las reinas de esta género tales como Semiramide, Lucrezia Borgia, Maria Stuarda y Anna Bolena, así como otro CD titulado Canciones en la Alhambra, un concierto a piano grabado en directo desde el Patio de los Arrayanes de la Alhambra, un concierto a piano grabado en directo desde el Patio de los Arrayanes de la Alhambra en el que interpreta canciones del compositor granadino Ángel Barrios, música francesa y española.

Esta granadina es un referente en los principales teatro europeos y ha participado más allá del continente en la Ópera Nacional de Corea, Shanghai Oriental Art Center de China, San Juan de Puerto Rico, Santiago de Chile, Ópera de Sao Paulo, Ópera de Detroit, New Jersey…

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios