Cazan a un grupo que se iba a mudar a Almería para traficar con hachís

  • Afincados en Alicante, sus miembros formaron organización especializada en cometer atracos en la costa mediterránea

Parte de los materiales intervenidos por la Policía Nacional. Parte de los materiales intervenidos por la Policía Nacional.

Parte de los materiales intervenidos por la Policía Nacional. / D.A.

La ciudad de Almería iba a ser el punto de entrada de grandes cantidades de hachís que acabarían en Lituania. Una organización criminal asentada en Alicante y especializada en cometer atracos en la costa mediterránea que llegó a lograr un botín de 144.000 euros con esta actividad, tenía un segundo negocio: El narcotráfico.

Dada la cercanía de la capital almeriense con Marruecos, esta ciudad les era más favorable para traficar con el hachís llegado desde las costas marroquíes que la valenciana. Sin embargo no llegaron a cumplir sus planes porque la Policía Nacional y la Guardia Civil detuvo a los miembros de este grupo, seis hombres y una mujer, naturales de Ucrania y Lituania.

Los detenidos habían abonado 13.000 euros por el alquiler de un año de un bungaló

Para hacerse una idea de lo avanzada que llegó a estar la "mudanza" de la banda basta con saber que sus integrantes habían abonado 13.000 euros a los propietarios de un bungaló ubicado en la calle Estrella Errante, en el barrio de Villablanca, como pago por adelantado del alquiler de todo un año. En este inmueble tenían pensado establecer su cuartel general y continuar cometiendo atracos a la vez que organizaban el traslado del hachís marroquí. Precisamente, cuando fueron detenidos ya tenían preparado un cargamento que iba a ser trasladado en dos coches 'caleteados' hasta Alicante, desde cuyo puerto saldrían en barco hasta Italia y de allí llegarían a Lituania.

Sin embargo, la actividad policial, con una gran participación en las investigaciones en la provincia de Almería del Grupo V de Policía Judicial de la Comisaría de Almería, impidió que esto fuese posible.

La operación que ha permitido la detención de estas personas se inició a finales del año pasado a raíz de la comisión de un atraco en un supermercado de Alicante en el que, tras el cierre del establecimiento, tres personas encapuchadas y armadas con un revólver, irrumpieron en el interior del mismo, apoderándose en una de las oficinas de una bolsa con cerca de 3.000 euros en efectivo. Tras el robo, los agentes comenzaron la investigación y rápidamente asociaron los hechos con otros de similares características producidos en la provincia de Alicante. Determinaron que se trataba de los mismos autores que en el año 2014 habían atracado una gasolinera en la localidad de San Vicente del Raspeig, donde sustrajeron 46.500 euros, y en una entidad bancaria en la localidad de Agost, en enero de 2016, donde consiguieron sustraer cerca de 94.000 euros.

Las investigaciones realizadas de forma conjunta, llevaron a los agentes a determinar que el grupo criminal mantenía un entramado multi-delincuencial dedicado a los robos con violencia y al tráfico de drogas, concretamente hachís, del que se abastecían en las provincias de Almería y Málaga para transportarlo, vía Alicante, hacia su país de origen en vehículos de alta gama 'caleteados'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios