Cerca de 400 niños recuerdan a Alzati recorriendo Agua Amarga

  • Se cumplen dos años de la muerte del atleta y el núcleo lo homenajea con la segunda carrera infantil

La carrera infantil de Agua Amarga llegó este año a su trigésimo novena edición con casi cuatro centenares de participantes que recordaron y rindieron así homenaje a la figura de Francesco Alzati, alma mater y precursor de esta novedosa prueba hace ya casi cuarenta años. Una edición en la que se conmemoraba el II Memorial desde la desaparición del atleta italiano y que como es habitual en el mes de agosto todos los años congrega a muchísimo público y participantes de todas partes del mundo, la mayoría de ellos veraneantes de la zona.

Organizada como siempre se hizo a lo largo de estas 39 ediciones por Amigos de Stramilano, este año, además del patrocinio de Caldererías Indálicas se sumó también el de Ibercaja y Cerrajería El Cuca. Dos nuevas entidades que se unen así a las colaboraciones de Fran Construcciones, Restaurante los Tarahis, Copistería Garso, Caparrós Nature, Yasumi Baransu, Restaurante Tapería y los ayuntamientos de Carboneras y Níjar, que hacen que año tras año la prueba vaya ganando en calidad e importancia.

Repartidos en diferentes categorías, los corredores, con edades comprendidas entre los 1 y 12 años, fueron dando vueltas al circuito dispuesto por la organización con el objetivo, como ya se hiciera en la anterior edición, de atraer a más participantes; dando más vistosidad al recorrido con un trazado donde el público pudo seguir la totalidad de la prueba.

Los papás y mamás fueron los encargados de cerrar esta tarde de la fiesta del atletismo con una curiosa carrera en la que ellos fueron los participantes, resaltando de esta manera el aspecto lúdico y didáctico de la jornada; valores con los que Amigos de Stramilano intentan seguir el espíritu con el que Francesco Alzati inició esta carrera infantil hace ya casi 40 años importada directamente de la Stramilano de Milán, la maratón que cuenta todos los años con mas de 75.000 corredores.

El buen transcurso de la prueba fue logrado también gracias a la ayuda de la veintena de voluntarios así como a los sanitarios y acompañantes de una UVI móvil de Cruz Roja, que se desplazó hasta el lugar para atender a los corredores de posibles caídas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios