Cesan de su puesto de trabajo al médico acusado de pedofilia

  • Distrito Poniente adopta la medida cautelar mientras se resuelve el proceso judicial en el que el facultativo está imputado por corrupción de menores y prostitución

Han tomado cartas en el asunto. Desde Distrito Sanitario de Poniente, de manera cautelar, han cesado de su puesto de trabajo como facultativo de medicina general en un Centro de Salud del SAS en El Ejido a J.H.A., colombiano de nacimiento, pero también con nacionalidad francesa y residente en la localidad desde hace varios años, que era detenido a mediados del pasado mes de diciembre por la Policía Nacional acusado de distribuir pornografía infantil en mini redes privadas de Internet, un sistema "novedoso" similar a las redes P2P de intercambios de archivo basado en un software gratuito para compartir de forma rápida, gratuita y restringida archivos, en este caso, de carácter pedófilo entre contactos "de confianza".

Tras su puesta en libertad, varios días después de su detención, el acusado, de 57 años y con una distinguida posición social, se incorporaba a su puesto de trabajo en el centro sanitario donde, aunque es cirujano, ejercía como facultativo de medicina general y realizaba guardias cada cuatro días, pese a estar imputado por corrupción de menores y prostitución. A la espera de que se celebre el juicio y se esclarezcan los hechos, desde Distrito Sanitario de Poniente han determinado como medida cautelar que "mientras se resuelve todo el proceso judicial sea apartado de la actividad profesional", afirmaban desde la Delegación de Salud. Por lo que desde el lunes, cuando fue cesado, ha dejado de atender a pacientes. Desde Distrito Sanitario de Poniente insisten en su "respeto a la investigación".

Cabe recordar, que tal y como ya adelantamos en Diario de Almería, su reincorporación a su puesto de trabajo una vez fue puesto en libertad generó cierto revuelo entre vecinos y usuarios del centro sanitario dado que, "aunque aún no se ha celebrado el juicio y ha de prevalecer la presunción de inocencia, nos parece injusto que siga atendiendo a menores dados los cargos que se le imputan", aseguraba un usuario del Centro de Salud. Cuando J.H.A fue detenido por la Policía Nacional, en el marco de una investigación internacional, realizada por la Brigada de Investigación Tecnológica, la Online Child Exploitation Across New Zealand y el grupo de trabajo Innocent Images Task Force del FBI, se le intervinieron un ordenador portátil, cuatro discos duros, un DVD, una cámara de fotos y tres pen drives, en donde contenía miles de archivos de pornografía infantil "de extrema dureza", según puntualizaba entonces el comunicado policial.

Los agentes encubiertos neocelandeses lograron introducirse en estos círculos privados donde se intercambiaba el material pornográfico infantil y acceder al contenido de imágenes y vídeos que mostraban abusos sexuales a menores. De este modo lograron identificar a varios usuarios que compartían los ficheros de contenido pedófilo. El análisis de los datos permitió identificar a dos internautas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios