Científicos de la UAL priman las desaladoras frente a los trasvasesMuere ahogada una niña de 20 meses en una balsa

  • Antonio Pulido asegura que la escasa disponibilidad de recursos hídricos de la provincia deriva en la necesidad de aportes externos y apuesta por la desalaciónEn un descuido de la madre, la menor marroquí se precipitó accidentalmente al interior del estanque junto a su vivienda

Comentarios 0

El catedrático de Hidrogeología de la Universidad de Almería (UAL), Antonio Pulido, aseguró que la "muy escasa" disponibilidad de recursos hídricos de la provincia ha derivado en la necesidad de "aportes externos" entre los que priman, a su juicio, la desalación por su "increíble potencial". Para el catedrático este proceso debe entenderse "en lugar de y no además de» la toma de agua de los «sobreexplotados" acuíferos almerienses.

Pulido subrayó lo "imprescindible" de esos "aportes externos" entre los que barajó los trasvases de "pequeñas cantidades entre cuencas" pero no los de grandes distancias que, según afirmó, parecen "no pensables".

El experto señaló que además de plantear "muchos problemas ecológicos", generan "crispación en el lugar de origen y alegría en el de destino". Al hilo de esto, y tras mostrarse "optimista" ante la apuesta que suponen las plantas desalinizadoras pese a reconocer que no hay que "simplificar" un problema de "solución compleja" ante el que "aún queda mucho por hacer".

Así, recordó que la desalación en la provincia produce en la actualidad a entre un diez y un 15 por ciento de su capacidad, por lo que --bromeó-- ""i funcionasen nos inundarían de agua". El director del grupo de investigación de la UAL Recursos Hídricos y Geología Ambiental para quien hay que resolver "a través de la investigación aplicada y la tecnología", matizó asimismo la cifra de 320 hectómetros cúbicos en que el Plan Hidrológico Nacional estimó el déficit de agua en la provincia.

Se trata de una cifra que "partió de un consenso" pero que "varía según nos encontremos en año húmedo o seco". En esta línea, abogó por plantear el debate sobre la gestión del agua "no en plena sequía", que ocurre naturalmente en periodos temporales de diez años y durante aproximadamente tres, y reflexionó que da la impresión de "que siempre falta agua cuando asusta tener que pagarla".

Antonio Pulido apuntó, no obstante, que el hecho de que el agua trasvasada se venda como más barata "podría tener truco". Por este motivo se mostró partidario de alcanzar el "consenso político pero dejar a los técnicos" en materias como la gestión hídrica o energética que, a su juicio, "no deberían ser objeto de discusión".

El catedrático de Hidrogeología de la Universidad de Almería desgranó, asimismo, lo que calificó de "deberes pendientes".

Entre estos destacó "el ahorro" con mayúsculas, en el que reveló que la provincia de Almería se encuentra en los primeros puestos pese a reconocer que "todavía se le puede dar una vuelta de tuerca más" a este asunto, para intentar acabar con la grave problemática que estamos sufriendo.

Una niña de veinte meses moría ahogada la noche del sábado en una balsa de riego, en el municipio de El Ejido, al precipitarse en su interior. Según detallaron fuentes de la Guardia Civil, eran las 20:55 horas cuando recibieron una llamada en la que se les informaba de lo ocurrido en un paraje conocido como Las Chozas de Redondo.

Un coche patrulla de la Guardia Civil se desplazó hasta el lugar donde encontró el cuerpo de la pequeña en una balsa de riego. Inmediatamente alertaron a los Servicios de Emergencias del 061 que se desplazaban con una unidad móvil hasta el paraje constatando a las 21:00 horas que el bebé estaba muerto. El Instituto Armado informó de que hasta el momento todo apunta a que la niña cayó en el interior de la balsa en un descuido de la madre.

Al parecer, la progenitora de 33 años y de origen magrebí estaba dándose una ducha en su domicilio, situado junto a la balsa de riego, cuando la pequeña salió de la vivienda precipitándose al interior del estanque. Minutos después, y según detalló la madre, echó en falta a la menor y al salir a buscarla descubrió el cadáver en el interior de la balsa. Para poder rescatar el cuerpo de la pequeña tuvieron que intervenir los bomberos del Poniente. Fue a las 21:30 horas cuando se procedió al levantamiento del cadáver y a la apertura de las diligencias que instruye el Juzgado número 3 del municipio almeriense de El Ejido.

A falta de otros indicios, por el momento no parece que haya ninguna persona implicada en la muerte de la niña. No obstante, se ha ordenado practicar una autopsia al bebé de 20 meses que será la que determine con exactitud si hay otras causas.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios