Club Cabrio domina la carretera almeriense durante el fin de semana

  • Cabo de Gata, Minihollywood y la capital fueron algunos de los sitios visitados · El domingo cancelaron la ruta por la lluvia

Comentarios 3

La sensación de libertad, conducir por las carreteras de la provincia y disfrutar de un fin de semana de convivencia fueron algunos de los motivos por los que Almería se convirtió en la sede de la Concentración del Club Cabrio de España. Así, se reunieron 16 personas y ocho vehículos para disfrutar de una jornada que estaba organizada por el almeriense Pedro Caparrós.

El organizador de las actividades explica cómo consiguió que Almería fuera la sede de la concentración de este año: "Presenté mi candidatura, como en unas olimpiadas, y competía con otras ciudades como Valladolid, Madrid y Oviedo. Fue una Concentracion pasada por agua y eso que se eligió Almería y no Oviedo por el tema de la lluvia, pero en fin, no se puede luchar contra los elementos".

Pero no sólo el Club Cabrio de España realiza salidas anuales. "Muchos meses se realizan rutas con los coches donde se conoce a mucha gente", explica Pedro Caparrós.

El organizador almeriense asegura que "llevo cuatro meses aproximadamente con mi coche. En el foro del Club estoy desde hace un año y medio de forma activa".

Caparrós señala los motivos para comprarse un Cabrio: "Ofrece la sensación de libertad, por lo práctico que es, el techo es de chapa y no se rompe tan fácilmente y caben cuatro personas".

Según dice el organizador, en el Club Cabrio de España "hay mil personas aproximadamente registradas en el foro, pero más de 100 son los que participan constantemente. El Club lleva funcionando unos cuatro años".

A la concentración acudió gente de Madrid, Valladolid, Córdoba, Sevilla, Málaga y Almería, entre otros sitios.

Durante un fin de semana completo se han sucedido multitud de actividades donde el turismo centraba gran parte de ellas. "Nos lo hemos pasado bastante bien. Los que han venido se han ido satisfechos. La pena es que haya venido tan poca gente, y que el tiempo no haya acompañado", asegura el organizador almeriense.

Un baño en la playa y la visita al Minihollywood fueron dos de las actividades que disfrutaron los participantes. Tampoco faltaron al Parque Natural de Cabo de Gata. "Además, estuvimos merendando en la Isleta del Moro donde se quedaron prendados del paisaje. También visitamos el Centro de Interpretación de Las Almoladeras", explica Caparrós.

Uno de los momentos mágicos de la convivencia fue una "ruta nocturna por la ciudad. Así, se recorrió la avenida Federico García Lorca, Obispo Orberá, Paseo de Almería, y parque Nicolás Salmerón hasta la llegada al hotel que se encontraba en Aguadulce.

Los participantes más animados salieron de fiesta por el 501 de Aguadulce y pudieron apreciar como se lo pasan los almerienses de noche.

La fuerte lluvia caída el domingo impidió que el domingo se fueran de ruta que se iba a realizar en el pantano de Benínar, "así que nos refugiamos en los centros comerciales y comimos en Almerimar".

El almeriense anima a la gente que posee un Cabrio que "se apunte en el Club porque se realizan muchas rutas y se conocen a muchas personas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios