Cóbdar y Armuña prohiben la caza de los colorines pero la Junta abre la veda

  • Ambos ayuntamientos han aprobado esta medida para impulsar su regeneración pero desde Medio Ambiente sólo se impide en terrenos de titularidad municipal pero no en zonas que sean privadas

La captura de aves fringílidas para su cría en cautividad y su posterior educación en el cultivo del canto, es una práctica cultural tradicional en toda la provincia. Aves como el colorín o los pinzones son numerosos en la zona del Almanzora, y es por esto que ante el miedo ante la perdida de estas especies, los alcaldes de Cóbdar y Armuña del Almanzora aprobaron en pleno, la prohibición de la caza de especies fringílidas en sus términos municipales. Concretamente, el ayuntamiento de Armuña, aprobaba hace meses por unanimidad de todos sus concejales, "solicitar a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que excluyera todo el término municipal, de las autorizaciones excepcionales de captura de aves fringílidas".

Paradójicamente, y para sorpresa de estos alcaldes, el pasado 9 de junio, la Consejería de Medio Ambiente aprobaba una resolución, en la que se permitía la caza de este tipo de aves, en ambos términos municipales, exceptuando el suelo de propiedad municipal. Una medida que desde ambos ayuntamientos ha incomodado sobremanera ya que como asegura, José Berruezo, alcalde de Armuña, "es incongruente que prohiban solo la caza en suelo municipal, ya que las aves están normalmente en la confluencia de los ríos, en caminos donde hay agua, y entre otras cosas, porque prácticamente no hay lugares de propiedad municipal donde existen estas aves. Con esta resolución permiten que se cacen estas especies en nuestro pueblo, algo que nosotros ya habíamos prohibido y que ahora, por desagracia, vuelve a estar de nuevo en liza".

El primer edil de esta pequeña localidad del Alto Almanzora, justifica la medida tomada por parte de su equipo de gobierno, en el descontrol y en la práctica que algunos cazadores realizan en su zona.

"La mayoría de los cazadores que vienen de Almería e incluso de otras regiones a practicar el deporte de la caza a nuestro término municipal, no respetan la normativa, superan el límite estipulado por la Consejería y esto puede afectar a nuestra flora y nuestra fauna, y con esta medida lo que hacemos es tratar de proteger nuestro patrimonio natural", lamenta el primer edil de Armuña del Almanzora.

Berruezo dice "no entender la resolución de la Consejería, cuando ellos ya habían prohibido la caza de estas especies en su pueblo y ahora la administración autonómica permite con su resolución que se continúe cazando en él".

Por esta razón, tanto el ayuntamiento de Armuña como el de Cóbdar están intentando ponerse en contacto con la misma, para solicitar una rectificación de la resolución, ya que "por encima de todo queremos proteger lo nuestro" manifiesta el alcalde.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios