La Cofradía de los Morados celebra la primera levantá y lectura del pregón

  • Juan Miguel Mena Benítez, que es capataz de la procesión del Silencio con el Cristo de la Misericordia, resaltó en su discurso la grandeza y el orgullo de ser horquillero

Restan menos de 45 días para que se celebre el Miércoles Santo, día que se tiñirá de morado de mano de la celebración de la solemne procesión con las cuatro imágenes titulares de la Real y Venerable Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santísimo Cristo de la Misericordia, María Santísima de la Esperanza y Nuestra Señora de la Amargura. Y es que el iércoles Santo se ha convertido en el día morado por excelencia. Esta Cofradía celebró el pasado sábado el acto simbólico de su primera levantá, que tuvo lugar en la Casa de Hermandad de la Plaza de los Morados y que marca el inicio de los ensayos costaleros de esta cofradía huercalense.

El tradicional acto contó con la intervención de Pedro Vicente Lloris Mena, presidente y Hermano Mayor del Paso Morado, que cedió el testigo al pregonero, que en el año del 250 aniversario de la fundación de la Hermandad, ha sido Juan Miguel Mena Benítez, quien ofreció unas emotivas palabras, en las que ha ensalzado la grandeza y el orgullo de ser horquillero. Mena Benítez es capataz del Cristo de la Misericordia en la Procesión del Silencio que tiene lugar en la madrugada del Viernes Santo.

Con este acto e mpieza otro ciclo de preparación de cara a la Semana Santa de 2015 para los morados, a los que en su primerá levantá acompañaron los componentes de la Asociación Musical Virgen del Rocío que realizaron un pasacalles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios