Condenado a 17 años y tres meses de cárcel por matar a su esposa a navajazos

  • El jurado popular declaró por unanimidad culpable a Francisco Agustín G. T. de 51 años de edad

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a 17 años y tres meses de prisión al hombre de 51 años al que un jurado popular declaró por unanimidad culpable de la muerte en 2009 de su esposa, a quien asestó tres navajazos con un arma blanca cuyo uso está prohibido en España tras mantener una discusión en el domicilio familiar en Albox horas después de que ella le dijese que quería iniciar los tramites de separación.

El tribunal de la Sección Tercera impone al procesado una pena de 16 años de cárcel por el delito de asesinato, y un año y tres meses de prisión por el delito de tenencia ilícita de armas. Francisco Agustín G.T., quien según el veredicto actuó con abuso de autoridad al apuñalar a María C., de 42 años, deberá pagar 150.000 euros de indemnización a cada una de las dos hijas en común con la víctima, han informado fuentes judiciales.

El jurado popular estimó después de cinco sesiones de juicio y poco mas de cinco horas de deliberación que el acusado actuó con alevosía y privó a su esposa de cualquier oportunidad de defenderse del ataque, por lo que consideró el crimen un asesinato y no un homicidio como calificó de manera provisional el fiscal. En el veredicto se apreció también la concurrencia de la agravante mixta de parentesco. El fallo no se aviene a la petición que realizó el representante del Ministerio Público tras la lectura pública del veredicto, que niega a Francisco Agustín G.T. la posibilidad de indulto o remisión de pena, ni a la que realizó el letrado que ejerce acusación particular en nombre de las hijas del matrimonio. Tampoco a la que efectuó el abogado de la defensa aunque eleva en 60.000 euros la indemnización global a pagar.

El fiscal interesó la pena de 19 años de prisión por el asesinato y 24 meses de cárcel por la tenencia ilícita de armas mientras que la acusación particular mantuvo su petición de 25 años de prisión por el asesinato. La defensa por su parte solicitó 15 años de prisión, la mínima que para este delito establece el Código Penal.

El jurado popular estimó probado que el procesado dio muerte de manera intencionada, con alevosía y sin darle oportunidad de defenderse, a su mujer el 20 de mayo de 2009 tras más de dos décadas de matrimonio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios