Convivencia por la AlgaidaConvivencia por la Algaida

  • Ecologistas en Acción del municipio y Serbal han desarrollado una jornada de lúdica y de concienciación activa en el paraje

La Asociación Serbal y Ecologistas en Acción Roquetas de Mar realizaron una serie de actividades en el Humedal de la Ribera de la Algaida como broche final a la conmemoración del Día Mundial de los Humedales, que se celebró el pasado día 2 de febrero.

Según la Asociación, "los humedales de la Algaida se olvidan y se convierten poco a poco en áreas marginales urbanas socialmente 'mal vistas' por considerarse focos insalubres a causa de la existencia de mosquitos, vertederos ilegales, malos olores, vertidos de aguas residuales, etc., olvidándonos que hubo un tiempo en que el humedal ofrecía recursos y que eran explotados sin comprometer el futuro del municipio". Con todo ello, apuntan a que en los últimos 10 años, a pesar del abandono y deterioro de La Algaida, este humedal se ha convertido en el espacio de ocio favorito de la mayoría de personas que viven en Aguadulce, Roquetas o El Parador. Esta circunstancia es la que desde Ecologistas en Acción Roquetas de Mar y Serbal quieren aprovechar para concienciar a la ciudadanía y al turismo del valor potencial de este espacio como reservorio de biodiversidad, espacio de ocio y de interpretación y educación ambiental.

Por ello, "hemos desarrollado unas 'jornadas lúdicas y de concienciación activas', dónde a pesar del frío, un centenar de personas se han unido de forma voluntaria a realizar acciones de limpieza de escombros y residuos urbanos y han tenido la oportunidad de conocer de cerca el espacio realizando rutas interpretadas acompañados de especialistas en este espacio", explican desde Ecologistas y Serbal. Se hicieron estacas de tarays y también una plantación a golpe de pico y azada tarays en las escombreras limpiadas y en otros espacios de interés para que los camaleones las aves tengan posaderos necesarios para su vida en este espacio. También colocaron protectores a estos árboles para hacerlos visibles y asegurarnos que sobrevivan.

Los más pequeños realizaron una receta muy divertida: 'bombas de arcilla y semillas'. Después, se pusieron sus pinturas de guerra y las lanzaron en las pistas ilegales de motocross, una de las zonas más degradadas de la Algaida, dónde el continuo movimiento de tierra con excavadoras y el rodaje de vehículos ha desecado parte del humedal favorito para la nidificación de aves tan interesantes como la Cerceta pardilla, ánade en peligro de extinción (quedan 22 parejas en Europa y en dos humedales del municipio de Roquetas se sabe anidaron: 3 parejas en Punta Entinas y 1 en La Algaida).

Fue una jornada dura por el frío pero consiguieron uno de los objetivos de las jornadas : "informar y concienciar de la importancia de mantener este espacio para nuestro bienestar actual y futuro". Solo cuando aprendemos a valorar, respetamos y adquirimos una actitud crítica y responsable en la conservación de nuestro entorno cercano. Ahora comenzarán la tarea más dura: "Seguir concienciando y tratar que las diferentes administraciones actúen en consecuencia y apliquen las medidas oportunas para la conservación de La Algaida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios