El Cortijo del Fraile en ruina se utiliza ahora como almacén agrícola

  • La zona de corrales de este inmueble declarado Sitio Histórico alberga varios palets con miles de cajas de plástico para el envasado de productos agrícolas · No se sabe nada sobre el incierto futuro del inmueble donde se ambientó 'Bodas de Sangre'

El Cortijo del Fraile, ubicado en pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, que lleva muchos años en ruinas, ahora se ha convertido en un almacén agrícola. Hace unos días se pudo detectar movimiento en el interior del recinto del Cortijo, a cuyo acceso está prohibido, debido al peligro que conlleva el que puedan caer los techos.

Precisamente alguna de las empresas que cultivan lechugas en la zona utilizan ahora el cortijo como almacén para colocar las cajas de envasado vacías. Varios palets con cientos de cajas se amontonaban en el interior.

En los últimos diez años el Cortijo ha sufrido tal deterioro, que es hasta peligroso andar curioseando por el interior de las ruinas. Nadie se puede explicar cómo las Administraciones competentes en la conservación del Patrimonio Histórico han dejado pasar el tiempo y ver como la estructura del cortjo del Fraile se iba viniendo abajo. Eso sí se ha declarado Bien de Interés Cultural y Sitio Histórico, pero realmente de poco ha servido hasta ahora.

Este entorno que es objeto de fascinación por los turistas por lo que significa históricamente, aunque arquitectónicamente el Cortijo no sea de gran valor, está abandonado. Lugar elegido para rodar películas en los años 60, e incluso algunos videoclip el Cortijo se va cayendo lentamente y nadie lo remedia.

Aurora Luque,  escritora almeriense que lleva  años afincada en Málaga conoció el lugar hace dos años y realmente quedó sorprendida de la estética del Cortijo y el significado tan poético que tiene. No entendió como el lugar donde  se produjeron unos hechos en 1928 que dieron lugar a que García Lorca escribiera 'Bodas de sangre' pudiera estar en ruinas, y lo que es peor sin que haya nadie que anuncie sobre el futuro del inmueble.

El cortijo, a mitad de camino de las pedanías de Los Albaricoques y Rodalquilar cuenta con un oratorio, campanario, cripta funeraria con 12 nichos, hornos, cuadras cochineras y aljibe.

Hace ya dos años se detectó que habían arrancado un escalón completo de la capilla y también habían roto parte de la puerta de la capilla. Ahora la puerta presenta varios orificios y cualquier día se caerá.

 El edificio fue construido en el siglo XVIII por los frailes dominicos, mientras la capilla fue construida en el siglo XIX. En el año 2002, un grupo de intelectuales, pintores y artistas en general, entre los se incluían algunos periodistas elaboraron un manifiesto donde daban cuenta de la situación que atravesaba dicho Cortijo. En aquel tiempo se producían continuos expolios de lápidas y utensilios por parte de los visitantes que llegaban atraídos por la fama del cortijo.

Mientras tanto, el Cortijo que hoy día es una ruina casi total, sigue siendo objeto de visitas de curiosos y sobre todo de gente que conoce parte de su historia. Eso si, otros hacen que el deterioro sea aún mayor, al utilizarlo como un almacén agrícola. En unas semanas habrá movilizaciones para pedir su restauración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios