Adra

Crespo hace un guiño a los jóvenes de Adra en su investidura

  • La alcaldesa destacó su apuesta por la agricultura y la pesca, sin olvidar la importancia del turismo

"Satisfecha por la labor realizada e impaciente por la labor a realizar". Así definía Carmen Crespo sus sensaciones en el discurso que dio tras el acto de toma de posesión como alcaldesa de Adra, cargo que revalida por otros cuatro años. Las primeras palabras que pronunció iban destinadas a los abderitanos, quienes han tenido la clave de su éxito al votar su lista el pasado 22 de mayo. "Me presento humilde y agradecida por su mayoritario respaldo en las urnas. Pero quiero decirles que lo más importante es que ese respaldo, ese cariño lo siento a diario por las calles y plazas de esta bonita ciudad que es Adra. Y eso es muy de agradecer", afirmaba Crespo emocionada. Aseguró también que tienen fuerza suficiente para asumir ese compromiso y trabajar por y para la ciudad.

La alcaldesa destacó la hospitalidad de los vecinos del municipio así como su espíritu de lucha. Cuna de culturas y tierra de comerciantes, Crespo destacó que "Adra es hoy una ciudad más preparada para el futuro".

Entre los proyectos de su equipo de gobierno destacó su intención de mimar la agricultura, la fuente de riqueza fundamental de la localidad, y la pesca al mismo tiempo que mostró su apuesta por el turismo. Respecto a la primera destacó que se trata de "un sector con el que seguiremos comprometidos en sus infraestructuras, limpieza o plantas de acopio, recalos, agua o pasos".

También tuvo palabras para los jóvenes de la localidad, a quienes tendió una mano para participar en las decisiones. "Hay escucharlos atentos porque son nuestro futuro, pero tienen que decidir con nosotros el presente. Es por ello que queremos incrementar, como nos han pedido, las instalaciones y prácticas deportivas y las actividades tanto de ocio como de promoción de las nuevas viviendas de protección oficial (VPO), así como seguir con el empleo a través de la Escuela Taller, las Casas de Oficio o proyectos para nuestras mujeres como es el caso de La Abderitana", puntualizaba Crespo.

La alcaldesa concluyó su discurso citando al filósofo y sociólogo Max Weber, quien decía que "el político debía tener amor apasionado a su causa, ética a su responsabilidad y mensura en sus acciones". Con esta cita Crespo mostró de nuevo su firme compromiso con la localidad del Poniente almeriense y su intención de lograr un objetivo común: un Adra mejor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios