Demoler el Algarrobico costará 3,9 millones y restaurar toda la zona 1,5

  • La consejería de Medio Ambiente señala que el coste total asciende a 7,17 millones

Comentarios 1

La demolición del hotel Algarrobico, en Carboneras, y la gestión de los residuos generados ascenderá a 3,9 millones de euros, y la restauración ambiental de la zona supondrá una inversión de casi 1,5 millones de euros más, según ha informado la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

Según el estudio encargado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a la empresa estatal Tragsa para la demolición y posterior recuperación del paraje del Algarrobico, el coste total de las actuaciones ascenderá a 7.175.300 euros. También se ha previsto un coste de 304.920 euros para los estudios previos y redacción del proyecto y 217.800 para la dirección de obra y coordinación de seguridad y salud, cifras que, con el IVA correspondiente de cada una de estas partidas llega a la cifra total de 7.175.300 euros.

Conforme se establece en el mencionado informe, en primer lugar, para la viabilidad del proyecto de demolición y restauración de la zona es necesario resolver la disponibilidad de los terrenos y siempre con un pronunciamiento judicial favorable y firme.

Una vez resuelto ese asunto, se elaboraría un anteproyecto que incluiría el acceso por parte de las Administraciones al proyecto de construcción del hotel, y a visitas de inspección.

Posteriormente, se definiría el modelo de restauración a llevar a cabo, así como la accesibilidad a la zona de actuación para la ejecución de la topografía al detalle.

Para la ejecución de las obras, se va a tener en cuenta el valor base de cálculo de 43.840 metros cuadrados de superficie construida y 142.480 metros cúbicos (una altura media de 3,20 metros) de volumen aparente, ya que es el que se cita en sentencias judiciales ya emitidas.

En cuanto a la descripción de los trabajos, en primer lugar se llevará a cabo el vallado perimetral, la retirada de mobiliario, la limpieza de residuos sólidos urbanos, la desinfección y desratización, así como el desmontaje y las demoliciones con medios mecánicos y manuales.

A continuación, las actuaciones de carga y transporte con medios mecánicos dentro del recinto de la obra, desde el lugar de la demolición hasta la zona de acopio, para posteriormente proceder a la gestión del residuo allí mismo o su traslado a un vertedero autorizado. A partir de los valores estimados para la superficie construida y el volumen aparente, se considera un volumen de residuos de construcción y demolición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios