Despedida al Cristo de la Buena Muerte antes de su viaje a Sevilla

  • Desde el viernes los fieles acuden a las misas previstas con ocasión de la partida de la imagen para su restauración el próximo día 5 · El imaginero Arteaga la reparará

La Cofradía Nuestra Señora de las Angustias y el Santísimo Cristo de la Buena Muerte ha celebrado este fin de semana los actos de despedida de su venerada imagen de Jesús así como el X Aniversario de la llegada de la talla a la Parroquia de Santa María de la Paz en el barrio ejidense de la Loma de la Mezquita.

El próximo vie rnes día 5 de octubre la imagen se trasladará a Sevilla para su restauración. Y es que el paso del tiempo y los bruscos cambios climatológicos unidos a la humedad del ambiente han provocado en la talla daños importantes. El secretario de la cofradía, Francisco Javier Díaz Portillo, explica que el deterioro consiste en "grietas que van desde las axilas a la espalda" de la escultura.

El encargado de las tareas de reparación será el maestro imaginero José Antonio Navarro Arteaga, conocido en el ámbito escultorístico con el nombre de Arteaga. En principio la imagen estará fuera del municipio en torno a dos meses. "Esperamos tenerla de vuelta después de Navidad", comenta el secretario de la cofradía.

Para poder reparar la imagen ha sido necesario el esfuerzo de muchos fieles. Durante meses se ha estado recaudando dinero procedente de donativos y sorteos y finalmente se ha podido conseguir el objetivo.

Las celebraciones comenzaron el pasado viernes a las 21:00 con un triduo (misa), que se repitió el sábado a las 20:00 horas. Ese mismo día tuvo lugar un acto de reconocimiento y gratitud a la Legión en el que estuvieron presentes diferentes autoridades municipales.

El secretario de la cofradía, Díaz Portillo, explica que "todos los Viernes Santo los legionarios portan al Cristo de la Buena Muerte en procesión. De hecho se nos conoce popularmente como la Cofradía de los Legionarios, y queríamos agradecerles el trato que tienen con nosotros". Para recoger la medalla de reconocimiento estuvieron presentes cinco miembros del Grupo Logístico II de la Legión en representación de todo sus miembros.

Ayer a las 12:30 tuvo lugar la misa mayor con gran afluencia de fieles y posteriormente se celebró un almuerzo cofrade en el Restaurante El Capillero. El último acto previsto tendrá lugar el viernes que viene en la iglesia de la Loma de la Mezquita con un besapiés de despedida a las 21:00 horas. Después del homenaje, se procederá a ejecutar el traslado de la talla del Cristo de la Buena Muerte en camión hasta la capital hispalense.

Mover la escultura es una tarea relativamente compleja, ya que la cruz mide en torno a tres metros de alto. Uno de los últimos movimientos a los que se la sometió fue el cambio de ubicación dentro de la misma parroquia. "Nos dimos cuenta de que la pared donde estaba originalmente, cerca del altar mayor, no era adecuada porque le daba mucha humedad y su situación provocaba cambios bruscos de temperatura en la talla, que acabó con la policromía cuarteada y la madera dilatada", explica Díaz Portillo. Así, se decidió el cambio a otra pared ubicada al fondo de la iglesia "para que no sufra" las inclemencias del tiempo.

La Cofradía Nuestra Señora de las Angustias y el Santísimo Cristo de la Buena Muerte cuenta con aproximadamente 250 hermanos cofrades, una cifra que ha disminuido ligeramente en los últimos años a consecuencia de la crisis. La mayoría de ellos son ejidenses, pero también hay miembros originarios de otros puntos de la provincia y de diferentes puntos de España, como es Asturias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios