Detienen a un profesor por presuntas agresiones a al menos nueve menores

  • Los padres que denunciaron los hechos aseguran que sus hijos eran obligados a masajear al maestro de las ingles hacia abajo · El juez deja en libertad sin cargos al acusado, aunque sigue imputado en la causa

Un profesor del Centro de Enseñanza Infantil y Primaria Juan de Orea de Roquetas de Mar, que era tutor de una clase de tercero de Primaria, fue detenido por la Guardia Civil el pasado martes acusado de presuntas agresiones a al menos nueve menores de ocho años. Al detenido se la han abierto diligencias por la denuncia de los padres y madres de los alumnos que aseguran que sus hijos han sido víctimas de abusos, según lo que manifestaron los propios menores. Una de las denunciantes explicó a El Almería que su hija le contó que "el profesor la había obligado a darle un masaje de las ingles hacia abajo. Para ello la chantajeó con premiarla sin enviarle tarea para que hiciera en su casa y la amenazó con ponerle un negativo si se lo contaba a sus padres". Otros padres indicaron que el maestro "tenía a los niños atemorizados y les golpeaba con reglas y antenas de coche, incluso llegó a cortarle el pelo a una de sus víctimas", unos hechos que aseguran "coinciden plenamente en las versiones aportadas por los niños de forma separada".

El profesor imputado por un presunto delito de agresiones declaró ayer ante el Juzgado de Instrucción número uno de Roquetas. Tras varias horas de interrogatorio, en el que el acusado se declaró inocente de delito alguno, el juez decretó libertad sin cargos aunque, según explicó el abogado de la defensa, "el profesor mantiene la condición de imputado". El letrado aseguró que en la causa no se mencionan supuestas agresiones y abusos sexuales, si bien los hechos estarían tipificados como delitos de acoso, aunque a juicio del abogado, "los episodios narrados por los alumnos no podrían enmarcarse dentro de la conducta típica que está aparejada a este delito", por lo que confía en que el juez dicte auto de sobreseimiento libre "en breve". Todo ello, según detalló el letrado, "teniendo en cuenta la existencia de contradicciones en los testimonios que han prestado hoy las víctimas del supuesto acoso". Se prevén nuevas declaraciones en relación a los hechos en los próximos días. "Ya no se qué parte es lo que los niños dicen que verdaderamente ha ocurrido y qué parte es lo que han oído de los padres. No sé cómo se ha forjado la denuncia conjunta, pero obviamente los testimonios de los niños son fácilmente manipulables", manifestó el abogado.

Grupos de padres, madres y menores se personaron en el edificio judicial y el centro educativo vivió un gran revuelo al conocerse la noticia. Aunque desde el colegio aseguraron que la clase de tercero se dio ayer con normalidad y que todos los alumnos acudieron, lo cierto es que faltaron los nueve menores que prestaron declaración ante el juez.

El delegado provincial de Educación de la Junta de Andalucía, Francisco Maldonado, aseguró que "la inspección se desplazó hasta el colegio para entrevistarse con la dirección, tras lo que el profesor fue sustituido por otro para que los alumnos no perdieran ni un día de clase". Es el protocolo que la Junta ha puesto en marcha, aunque el delegado opinó que cree en la presunción de inocencia del docente y ahondó que "lleva muchos años ejerciendo la profesión y nunca ha dado problemas, no le constan expedientes disciplinarios".

La dirección del centro aseguró que "no tenía ni idea de los hechos denunciados" en una reunión con los padres el mismo día de la detención del docente.

El profesor es conocido en la provincia por su vinculación en el mundo del cómic.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios