Dolor y lágrimas en las puertas del 'Ingenio'

  • Más de 50 personas recordaron ayer a los 370 presos republicanos que fallecieron en la antigua prisión

"El señor Rajoy dice que hay que dejar de hablar del pasado y no nos vamos a callar. Mientras quede un hijo o un nieto vivo seguiremos hablando porque estamos aquí para defender el honor de nuestros antepasados", admitió ayer el Presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica Memoria y Libertad, Francisco Ortega Rayo, en un emotivo homenaje a los 370 republicanos fusilados en el cementerio de San José durante la dictadura franquista y a los 7000 que fueron encarcelados en la prisión del Ingenio por defender sus libertades.

España nunca será de un solo color, la alargada sombra de los terribles sucesos ocurridos durante el régimen franquista oscurecieron una mañana soleada, impregnada de recuerdos, lágrimas y gritos de libertad. "No hicieron nada malo, fueron elegidos por el pueblo, que le confió una Constitución y las riendas de una España deteriorada. Este homenaje no pertenece a nadie sino a todos aquellos que dieron la vida por la libertad", continuó Ortega, con una voz retenida por las densas y pesadas lágrimas que desprendían sus ojos.

El Presidente de Memoria y Libertad recordó aquellos años de hambre y pobreza, cuando los padres de familia trabajaban durante todo un día para llevarse a la boca un pequeño y duro trozo de pan. Tres pesetas era el sueldo de una familia durante aquel entonces. "A nosotros sí que nos interesa estar aquí porque nuestros familiares sufrieron todo tipo de atrocidades, además de padecer el hambre y vivir sin posibilidades".

También acudieron otras personalidades políticas, como el Ex coordinador del grupo socialista de Mayores y del movimiento republicano, Luis Cantigani Ruiz, quien enunció unas palabras que quedarán en el recuerdo del casi medio centenar de personas que acudieron a la cita. "Conozco la verdadera historia porque la sufrí en primera persona. Soportamos alrededor de 40 años de dictadura y tengo el total convencimiento de que el sistema republicano es el mejor, porque somos conscientes de que no hay una democracia idílica. No contamos con el apoyo de los partidos políticos, excepto de Izquierda Unida. Este acto no ha llegado a todo el mundo y debemos divulgarlo porque está en juego el honor de nuestros padres", dijo, poco antes de iniciar su discurso.

A pesar de las fuertes declaraciones que se escucharon ayer y la ausencia de otros representantes políticos que, seguramente, se mostrarían opuestos a las declaraciones de Ortega y Cantigani, la defensa de las libertades y la necesidad de diálogo brilló con luz propia. El Presidente de la Diputación de Almería, Juan Carlos Usero, no faltó al acto y se comprometió con todos los familiares de las víctimas que sufrieron aquella barbarie. "Creo que es un momento para reconocer a todos los que murieron por defender nuestras libertades. No se trata de remover las aguas, sino de honrar y recordar a estas personas", dijo, tras finalizar el acto.

Los claveles rojos pasaron de mano a mano minutos después de la finalización del homenaje. A partir de hoy y por segunda vez consecutiva, los fallecidos en la antigua prisión de El Ingenio tendrán el honor de ser recordados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios