Donar tu sangre salva 3 vidas

  • El Auditorio acogía ayer la IV Maratón de donación de sangre a la que acudieron más de 500 vecinos · De cada donante se extraen hematíes, plasma y plaquetas

Nadie está exento de poder perder sangre en gran cantidad por un accidente, una operación, o porque tengamos problemas de salud. Y es que una de cada 10 personas que entra en un hospital necesita una transfusión sanguínea. Por ello, y aunque "la provincia en estos momentos es autosuficiente, no podemos bajar la guardia porque con una sola semana sin que los almerienses donen al ritmo actual, Almería puede dejar de tener reservas de sangre y tener que pedir ayuda a otros lugares", han indicado desde el Centro de Transfusiones Sanguíneas de Almería, desde donde, y junto a la Hermandad de Donantes de Sangre en colaboración con el Ayuntamiento de El Ejido, ponían ayer en marcha la IV Maratón de donantes de sangre del municipio, que concluyó con un gran éxito de participación.

Si algo caracteriza al municipio de El Ejido es ser una de las localidades almerienses donde mayor número de donantes existen. Desde primera hora, el Teatro Auditorio era una estampa de solidaridad de los vecinos con esta práctica tan necesaria para cubrir las demandas hospitalarias. Más de medio millar de personas se acercaron a lo largo de la jornada a este espacio municipal con la intención de donar su sangre y plasma. Superando con creces las expectativas más optimistas de participación, superando incluso al número de donantes de la pasada edición en la que donaron su sangre unas 450 personas y 13 más donaron plasma.

No todos los ejidenses que acudían a donar su sangre pudieron hacerlo. Y es que antes de la donación, es un médico quien determina si el paciente es apto para donar o no. Se le toma la tensión, se le mide la hemoglobina y se le formulan algunas cuestiones que determinan su idoneidad a la hora de donar. El primer paso era inscribirse en una de las mesas instaladas en la recepción. A posteriori, los usuarios se acercaban a una de las mesas para la atención médica previa a la extracción. Es en este paso en el que el donante debe de rellenar un formulario. Al mismo le acompañan las pruebas citadas anteriormente, que determinan si puede o no donar. Si los niveles de estas no son los adecuados el médico no considera apta la extracción. Si se puede llevar a cabo, el usuario procede a la donación que tiene una duración de entre 10 y 15 minutos. Al finalizar la extracción hay que reponer energía. Y nada como tomar uno de los tentempiés que los organizadores preparan y que son fundamentalmente fruta y bollería así como refrescos, zumo y agua. Para atender a los donantes, garantizando una donación fluida y que nadie tuviera que esperar más de lo necesario para realizar su aportación, se desplazaba hasta el Teatro Auditorio de El Ejido un equipo de profesionales compuesto por médicos, enfermeras, así como profesionales de administración y servicios del Centro de Transfusiones.

Donantes que no se lo piensan dos veces antes de acudir a ésta y otras maratones, e incluso de inculcárselo a sus seres queridos para que se conviertan en nuevos donantes. "Yo soy donante desde que cumplí los 18 años, y ahora que soy madre, intento que mi hijo me acompañe. Dice que cuando él sea mayor también será donante. Y mi marido también lo es. Creo que es una labor que no cuesta nada y sí genera mucho. Qué más que salvar vidas. Nunca sabemos si algún día seremos nosotros quienes la necesitemos", afirmaba María Jesús Martín, vecina de El Ejido y donante.

De la bolsa que se extrae, con sólo 450 mililitros, se obtienen tres cosas: concentrado de hematíes, plasma y plaquetas; es decir, se pueden curar a tres personas. Pero la sangre caduca. Los concentrados de hematíes tienen sólo 42 días de vida. Pero las plaquetas que se sacan de esa sangre duran sólo 5 días. "No hacemos llamamientos urgentes, pero es un trabajo diario", asegura Aref Laarej, el director del Centro de Transfusiones Sanguíneas de Almería. No dejan de insistir porque "desde hace varios años todas las necesidades que nos plantean tanto los hospitales públicos como privados están cubiertas y además, con creces. Siempre en nuestro banco hay unidades de reserva. Pero debemos asegurar cualquier eventualidad", señalaba Laarej.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios