Empleo invierte más de 860.000 euros en la formación de 37 desempleados de Alhama de Almería

  • El consejero clausuró los proyectos La Cascada y Alhama Termal, que han permitido formar a estos desempleados en especialidades relacionadas con la cantería y la atención geriátrica

Comentarios 3

Un total de 37 demandantes de empleo de Alhama de Almería han participado en dos proyectos del programa de Escuelas Taller que les ha permitido aprender nuevos oficios con alta demanda de mano de obra en la zona, como son las especialidades de cantería y atención geriátrica.

El consejero de Empleo, Manuel Recio, que ha presidido el acto de clausura de ambos proyectos en los que la Junta ha invertido 860.653 euros, ha aconsejado a los alumnos participantes que la formación es una “inversión segura” sobre todo en sectores con demanda de trabajo como los que se imparten en los dos proyectos de Alhama. “No hay mejor inversión en tiempo y dedicación que la formación”, les ha insistido en consejero, que ha defendido que es la mejor apuesta que puede hacer un desempleado y un trabajador en activo “para que su futuro sea sólido y estable”.

Las iniciativas que se han desarrollado en Alhama combinan tanto el interés público de las localidades afectadas, como el aprendizaje de profesiones emergentes para los desempleados. Así, la Escuela Taller La Cascada de Alhama, en la que se han formando seis alumnas y seis alumnos –uno de ellos, con discapacidad auditiva-, se han formado en módulos como cantería y talla, profesiones en las que el Ayuntamiento de la localidad detectó la falta de mano de obra especializada.

Los trabajos que han realizado en la fase práctica de la escuela taller han consistido en la adecuación del Parque Nicolás Salmerón y Alonso, uno de los puntos neurálgicos y de mayor atractivo turístico de Alhama de Almería. En las obras se ha utilizado piedra natural, concretamente el travertino de Alhama, como principal material constructivo. Además, se ha detectado en el municipio la necesidad de mano de obra especializada en cantería, motivo por el cual el ayuntamiento solicitó esta especialidad.

Paralelamente, se ha desarrollado también el Taller de Empleo Alhama Termal, en el que han participado inicialmente 25 desempleados, aunque tres de ellos abandonaron el proyecto por haber encontrado ya una colocación. Los alumnos han podido hacer prácticas de atención geriátrica en residencias de ancianos de la zona y en asistencias a domicilios particulares, supervisados siempre por personal docente.

Las escuelas taller, talleres de empleo y casas de oficio desarrollan proyectos de carácter temporal, basados en la alternancia entre formación y trabajo, que permiten la profesionalización de los participantes (mayores de 25 años en el caso de los talleres de empleo y menores en el resto de los programas), con preferencia para los colectivos que presentan especiales dificultades de inserción laboral (principalmente jóvenes, parados de larga duración, mujeres y personas con discapacidad).

Los programas constan de dos etapas; la primera de formación ocupacional y la segunda de complemento y alternancia con el trabajo y la práctica profesional. En esta última, las entidades promotoras realizan contrataciones para obras y servicios de utilidad pública o interés social y deben acreditar un compromiso de inserción laboral del 30% de los alumnos trabajadores al final de todo el proceso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios