Enagás y los propietarios tasan el valor de sus fincas para expropiar

  • El gasoducto atraviesa una vega con bastantes naranjos. Los vecinos pueden recurrir al jurado provincial si no están conformes con el valor de la tasación

Comentarios 0

El lunes comenzaron en Antas los actos administrativos de levantamiento de actas previas a la ocupación temporal de fincas afectadas por el proyecto del gasoducto Almería-Chinchilla, que está ejecutando la empresa Enagás.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Antas ha sido adaptado para acoger durante tres días a los ciento cuarenta y cinco propietarios de fincas afectadas por las obras del gasoducto. Cada uno de dichos propietarios ha sido citado por la empresa para que acepten o no el cálculo de expropiación efectuado por Enagás. En el caso de acuerdo, el propietario recibirá un anticipo del valor acordado. En caso contrario, el ciudadano puede recurrir al jurado provincial para solicitar una segunda valoración y fijar el justiprecio.

Igualmente, los afectados pueden efectuar las alegaciones que estimen oportunas respecto a superficie, estado de las tierras o cualquier otra incidencia. En el caso de solicitarlo, los técnicos de Enegás tienen la obligación de acercarse a la finca con el propietario y corregir o confirmar los datos recogidos previamente.

La alcaldesa de Antas, Isabel Belmonte, y el concejal de Hacienda, Rodrigo Hermoso, se irán turnando al objeto de que un representante de la Corporación esté presente en la firma de cada acta, hecho que no ha sucedido en otros Ayuntamientos. Isabel Belmonte ha manifestado que no firmará ninguna acta si no se acude a las fincas y se comprueba que las zonas de ocupación y expropiación están marcadas con estacas o varillas. La alcaldesa de Antas y su Junta de Gobierno, consideran que cada propietario debe saber con exactitud que parte de la finca va a ser ocupada o expropiada y que no quede en la indefensión.

Aunque los técnicos de Enagás aseguraron que el pasado domingo se había procedido al estaquillado de las zonas afectadas, durante el día de ayer han sido numerosas las peticiones de visitas a fincas debido a que los datos de la empresa no coincidían con los presentados por los propietarios.

Los representantes de Enagás han explicado que a lo largo de los trece kilómetros de gasoducto que pasarán por el municipio antuso "la pista de trabajo tiene veintiocho metros de ancho para la ejecución temporal de la obra. Posteriormente, una vez concluidos los trabajos, el propietario vuelve a utilizar su finca con el cultivo que tuviera. No obstante, si la finca está ocupada por árboles, caso del naranjo, habrán de dejarse libres dos metros a cada lado del paso del gasoducto".

Las previsiones de los técnicos, estiman que la ocupación tendrá una duración de un año, y en el caso de cruces de carreteras se procura dejarlo cuanto antes.

Etiquetas

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios