Excursión en el trenecito por el casco viejo con la energética tercera edad

  • Se levantaron a las ocho para desayunar en el Hotel Torreluz. Visitaron la Puerta Puerta, el casco histórico, La Alcazaba y el Museo Arqueológico. Fue lo más parecido a una excursión colegial

Comentarios 0

Los vecinos de Abla y Tres Villas disfrutaron ayer de una de las nuevas rutas guiadas organizadas por la Diputación de Almería. Alrededor de 150 personas de la tercera edad madrugaron para llegar a las 10:00 horas al Hotel Torreluz, donde les esperaba un buen desayuno. "Ha sido excelente. Me ha encantado el hotel, la comida y el trato que nos han mostrado todos los camareros. Ahora dicen que iremos a recorrer el casco histórico y estoy como loca por verlo", admitió Pepita Martínez Delgado, poco antes de comenzar la travesía.

Tenía razón. Estaba todo planeado. Como dictaba el programa de diputación, los vecinos visitaron la Puerta Purchena y la Catedral, una sólida construcción encavada en el corazón del barrio viejo donde se dan cita estilos tan diversos como el gótico, el renacentista, el barroco y el neoclásico.

Allí escucharon las referencias históricas de una guía que se mantuvo dispuesta a responder en todo momento las peticiones y preguntas de los protagonistas de la mañana de ayer. Y es que, en realidad, los mayores son igual o más curiosos incluso que los propios niños. El siguiente punto fue La Alcazaba, una joya monumental que preside al barrio más antiguo de Almería: La Chanca.

Los refugios de Almería, donde cientos de miles de ciudadanos almerienses se vieron obligados a acudir diariamente ante los continuos bombardeos ocasionados durante la Guerra Civil. Hora y media después, acudieron a la Plaza Circular, donde esperaba el tren turístico. Según los vecinos esta fue "la actividad más divertida de la mañana". Razón no le faltó al vecino de Abla, ya que las mujeres estuvieron cantando durante todo el camino alguna de las canciones más típicas y escuchadas durante las excursiones escolares. "Ahora que vamos despacio, vamos a a contar mentiras tralará... (bis)",cantaban los mayores, mientras saludaban a todos los transeúntes que se cruzaban por el camino.

La arquitectura portuaria e industrial de Almería ha dejado a su paso numerosas huellas de las épocas de expansión económica de la ciudad, como el cargadero de mineral, conocido actualmente por el nombre de El Cable Inglés o el Puerto de Almería, escenario del auge de la exportación de uva de Almería a todo el mundo. Para terminar, visitaron el museo Arqueológico de Almería; una de las figuras más relevantes de la arqueología europea del siglo XIX y XX.

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios