Farmacéuticos y sanitarios se unen en un plan pionero contra el tabaco

  • La iniciativa novedosa en Andalucía se pondrá en marcha en el mes de abril · Los usuarios que se acerquen a las boticas recibiran asesoramiento y sustitutos de la nicotina según el grado de adicción

Muchas son las personas que se resisten a abandonar el cigarrillo en detrimento de su salud. Las últimas cifras registradas por el Comisionado para el Mercado del Tabaco apuntan a que en 2008 se consumieron en la provincia alrededor de 75.734 unidades de tabacos. Para intentar disminuir esta cifra, la Consejería de Salud y el Colegio de Farmacéuticos de Almería trabajan conjuntamente en el llamado Programa de prevención del tabaquismo y apoyo a la deshabituación tabáquica.

Se trata de un plan pionero en Andalucía que, según ha detallado la presidenta del Colegio Farmacéutico, Pepita Ortega, "consistirá en derivar a las personas que lleguen a las boticas con intención de ganar el pulso al cigarrillo a un especialista. En este momento, la tarea se centra en incluir en el programa a todas aquellas farmacias interesadas en colaborar con la causa.

La puesta en marcha del plan de prevención está prevista para el mes de abril, tal y como ha señalado Ortega. Será entonces cuando se de a conocer desde la Administración Autonómica la novedosa iniciativa. Los pacientes que se acerquen a las farmacias dispuestos a dejar de fumar tendrán varias alternativas dependiendo del grado de adicción en el que se encuentren. Así, se recomendarán fármacos destinados al tratamiento del tabaquismo. Entre los distintos medicamentos que se comercializan hay un grupo de sustancias que los médicos consideran de primera elección por ser las más eficaces y las que tienen menos efectos secundarios.

Se trata de los sustitutos de la nicotina en sus diferentes presentaciones como los parches, chicles o pastillas para chupar. No obstante, como cualquier enfermedad crónica, el tabaquismo requiere la prescripción de un profesional sanitario. En general, en un tratamiento bien planteado, las personas que están intentando dejar de fumar pueden recibir dos tipos de apoyo: por un lado, una ayuda psicológica que les ayude a combatir la dependencia psíquica que padecen y, por otro, un tratamiento con fármacos que alivie la necesidad física de la nicotina.

El Plan Integral de Tabaquismo en Andalucía (2005-2010) tiene el objetivo de formar a la totalidad de profesionales sanitarios del Sistema Sanitario Público Andaluz en el abordaje del tabaquismo en intervención básica, con consejos básicos en la consulta de Atención Primaria y los profesionales responsables de programas y procesos relacionados con el tabaquismo en intervención avanzada individual y grupal con sesiones de deshabituación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios