Francisco Segura arrasa en 'Cifras y Letras' pero lo despiden de su trabajo

  • Este joven almeriense afronta hoy su programa número 43 como uno de los mejores concursantes de la historia de la televisión · La jueza María Bellón declara "procedente" su despido sin indemnización

Comentarios 21

Francisco Segura es afortunado en el juego... y desafortunado en el trabajo. Este joven almeriense va camino de convertirse en uno de los mejores concursantes de la historia de Cifras y Letras, donde mañana cumplirá su programa número 43, pero ha tenido que pagar caro el peaje de su éxito en televisión. La empresa para la que trabajaba, Visual Chart Group, el líder de la provincia en inversión bursátil, no ha digerido muy bien que uno de sus empleados pueda marcar un antes y un después en la historia de un programa de la televisión, antes emitido en La 2 de Televisión Española y ahora en Canal 2 Andalucía, y ha optado por despedirlo por "ausentarse de su puesto de trabajo sin una causa justificada" con el beneplácito de la justicia.

La jueza María Bellón, titular del Juzgado de lo Social número 4 de Almería, declaró a través de una sentencia del viernes 11 de abril que el despido de Francisco Segura es "procedente", de forma que se convalida la extinción del contrato de trabajo sin derecho a indemnización ni a los salarios de tramitación.

El joven despedido asegura que "la justicia hace aguas" porque en la vista no le dejaron ni explicar sus motivos, ni presentar todas las pruebas con las que pretendía justificar su ausencia en el puesto de trabajo, ni hablar a sus testigos sobre la actitud de la empresa. A pesar de seguir siendo uno de los mejores participantes de Cifras y Letras, Francisco Segura tiene la mente puesta sólo en demostrar que su despido fue ilegal. Llevará su caso al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía mediante una recurso de suplicación en la Sala de lo Social y no le importa el dinero que pueda llegar a gastar en juicios y abogados.

Eso sí, desde que lo echaron de Visual Chart no hay quien pueda derrotarle en Cifras y Letras. "Es como una nueva motivación que surge de la rabia e impotencia que siento desde el despido", asegura.

El argumento de la empresa a la hora de rescindir su contrato fue que se ausentó de su puesto de trabajo sin justificación alguna. El concursante almeriense asegura en todo momento que antes de ir al programa de televisión contó con la autorización de sus jefes y, además, recuerda que no era la primera vez. Hace tres años, nada más llegar a Visual Chart, tuvo la oportunidad de participar en el programa y lo hizo durante tres días sin ningún tipo de conflicto. No entiende cómo fue requerido por la empresa cuando estaba en Madrid bajo la amenaza de que sería suspendido de sueldo dos meses e incluso despedido si no notificaba su localización antes de 48 horas. "Desde el plató hablé con el dueño de la empresa y le expliqué todo en profundidad. Al llegar meofrecieron despedirme para volverme a contratar y sin ningún motivo me quitaron un plus de 300 euros que tenía en mi sueldo", asegura Segura Morales. El joven almeriense compaginará su particular batalla judicial con la televisiva en los próximos días. No descansará hasta que pueda demostrar, entre cifras y letras, que su despido fue improcedente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios