Frente común para evitar que el enlace a la A-92 encierre al barrio de Villa Inés

  • Una plataforma vecinal ha comenzado a buzonear panfletos entre los tres barrios afectados por la construcción de la variante · Denuncian que hay otras tres alternativas "que no incumplen la ley"

La construcción del futuro acceso norte a Almería desde el enlace de Viator con la autovía del Mediterráneo y que permitirá a la capital tener ya conexión directa con esta vía de alta capacidad está provocando bastantes quebraderos de cabeza a la delegación de Obras Públicas de la Junta ante la negativa de los ayuntamientos de Almería, Huércal de Almería y una plataforma vecinal por la alternativa elegida, de las cuatro existentes, para hacer realidad esta demandada conexión.

Juan Calatrava, uno de los portavoces vecinales de la plataforma de Huércal de Almería, afirma que "por sentido común estas vías hay que construirlas lo más alejadas posibles de las zonas urbanas ya que la distancia existente entre Villa Inés (barrio del municipio) y el cerramiento de la línea férrea Almería-Linares es de 14 metros en su parte más próxima, por lo que se incumple la distancia mínima requerida por la Ley de Carreteras de Andalucía".

Desde la Junta se ha planificada realizar la conexión en paralelo a la línea de ferrocarril atravesando los residenciales de Villa Inés, SR-12 y la Urbanización del Mirador del Mediterráneo y descartar por el momento las otras tres alternativas que lo harían en paralelo al cauce del río Andarax (tramo II) o atravesando en mayor o menor medida el polígono de La Juaida en Viator (tramos III y IV).

De hecho, el plenario del municipio huercalense, con la unanimidad de todos los grupos políticos, aprobó rechazar la alternativa uno y apostar por la número tres ya que a su juicio "se permitirá dotar de tres carriles por sentido en vez de los dos de las otras opciones lo que aportará una capacidad viaria de un 50% más y a la vez mantener el puente existente que une Huércal con Viator y crear otro aguas bajo del río Andarax permitiendo mantener dos vías alternativas de comunicación de las márgenes".

Por esta razón, el colectivo vecinal ha comenzado a buzonear todo el barrio con más de 2.000 panfletos informativos "para que todos los afectados conozcan la realidad del asunto y que no se queden sentados y con los brazos cruzados cuando ahora pueden mostrar su malestar ya que si el proyecto se ejecuta no podrán hacer nada", lamenta Calatrava.

La plataforma ya ha mantenido un encuentro con el edil de Urbanismo de la capital, Juan Megino, "en la que nos mostró su apoyo", y ahora esperan hacer lo mismo con el regidor huercalense, Juan Ibáñez, "para explicarles nuestra preocupación", y afirman estar a la espera de la respuesta por parte de Obras Públicas a las cinco alegaciones al proyecto (de los dos consistorios, la plataforma y dos particulares) "para conocer si realmente se atiende nuestra demanda ya que no entendemos por qué quiere la Junta que perdamos calidad de vida si existen otras alternativas", explica el portavoz vecinal.

Si la respuesta no es positiva, desde el colectivo no descartan "salir a la calle a manifestarnos para que se tenga en cuenta nuestra opinión", concluye Calatrava.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios