Habas para rendir homenaje al tren

  • Cerca de un centenar de personas participaron ayer en la decimosexta edición de las Habas Ferroviarias La Asociación de Amigos del Ferrocarril celebró el encuentro en Doña María

Alrededor de 75 personas se dieron cita ayer en el pueblo de Doña María para participar en la decimosexta edición de las Habas Ferroviarias, un encuentro que cada año celebran los socios de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Almería (Asafal). En esta ocasión también ha participado en la organización la Asociación Acufe de Doña María.

Esta cita anual pretende rendir un homenaje al ferrocarril y su relación histórica con la provincia y los diferentes municipios por donde ha pasado o pasa este medio de transporte bicentenario. Este acto cultural ha ido viajando por toda la provincia en los años que lleva celebrándose, pero estos dos últimos ha repetido en Doña María. Eso sí, este año se ha celebrado por primera vez en la plaza del pueblo donde hay instalado un viejo vagón de tren.

Un vagón que fue donado por Asafal al Ayuntamiento de Las Tres Villas hace un año y al que ayer le pusieron diferentes banderitas y señales propias de cuando estaba operativo. Junto a él se celebró la jornada de convivencia en la que participaron los socios de Asfal y Acufe y sus familias, y que fue posible gracias a la buena climatología imperante ayer.

Paco López es uno de los miembros de Asafal y explica que este vagón es del tipo J4. En cuanto a la jornada de convivencia afirmaba que "hemos estado muy a gusto. Nos juntamos los socios de Asafal y hacemos un pequeño homenaje al ferrocarril, que ha sido tan importante para la provincia durante más de un siglo".

A la reunión en Doña María acudieron personas que viven en otras provincias españolas y que aprovechan la Semana Santa para volver a Almería y participar en esta particular fiesta de la gastronomía y el ferrocarril.

Desde Asafal se entregó a la alcaldesa de Las Tres Villas, Virtudes Pérez, un pequeño obsequio: un vagón de tren fabricado en mármol sobre una plataforma ferroviaria.

En el menú gastronómico del día, además de las imprescindibles habas, hubo chorizo, bacalao, tocino, un buen vino y los roscos de Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios