Hallan las tierras contaminadas que Estados Unidos ocultó en Palomares

  • Se encuentran en unos terrenos cercanos al cementerio · Washington se las llevará después del pago de 1,2 millones de euros · Está pendiente de un acuerdo que se firmará durante el mes de junio

El choque ocurrido el 17 de enero de 1966 en el que un bombardero estadounidense colisionó en vuelo con un avión cisterna y dejó caer cuatro bombas nucleares de las que dos se recuperaron y otras dos se incendiaron y liberaron 20 kilos de plutonio altamente radiactivo, sigue sin cerrarse. El Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) acaba de descubrir dos zanjas contaminadas con radiactividad en unos terrenos de Palomares cercanos a su cementerio y que Estados Unidos ocultó hace 42 años. Es elsegundo hallazgo de tierras contaminadas después del producido en 2007 en la Sierra de Almagrera. Al parecer Washington está dispuesto a sufragar los gastos del traslado de ese material a su país, ya que España no dispone de tecnología para el tratamiento de este tipo de residuos.

Las dos zanjas, según adelantó en su edición de ayer el diario El País, tienen "más de mil metros cúbicos cada una, ya que son de tres metros de profundidad, por diez metros de ancho y 30 de largo" según concretó Teresa Mendizábal, directora de Medio Ambiente del Ciemat. El organismo estudia los posibles residuos que puedan quedar del incidente en la barriada perteneciente a la localidad de Cuevas del Almanzora, dentro del denominada Proyecto Indalo, continuación de las labores iniciadas hace más de 42 años.

El Ciemat ha realizado desde 2006 más de 63.000 mediciones en 660 hectáreas; de ellas 300 sondeos en el paraje conocido como Los Algarrobones, donde se han hallado las dos zanjas con material radiactivo. Ya el año pasado, una delegación norteamericana visitó Madrid y abonó más de 1,2 millones de euros con los que sufragar el estudio. Los planes pasan por el alquiler del terreno -unas 30 hectáreas- por parte del Gobierno de EEUU, para evitar la dilatación del tiempo que supondría una expropiación. El suelo volvería a sus dueños después de que se sometiera a un tratamiento de descontaminación, algo quedebería estar finalizado durante el año que viene.

En la zona cayó una de las bombas, por lo que fue el lugar elegido por Estados Unidos para establecer un campamento para el personal encargado de las labores de limpieza del lugar. Al parecer, "antes de marcharse se dejaron algunos residuos y los enterraron en las zanjas que hemos encontrado ahora". A falta de una análisis más pormenorizadodesde el Ciemat se muestran convencidos de que encontrarán objetos contaminados con Plutonio.

España y Estados Unidos firmarán en junio un convenio para que estos se hagan cargo de los residuos ya que tienen la tecnología para hacerse cargo de los residuos de alta actividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios