Hidralia controla 24 horas el servicio de aguas para detectar antes las averías

  • El término municipal está dividido en 24 sectores que pasarán a ser 40 para una mejor gestión de las incidencias La empresa asegura estar plenamente preparada para trabajar con el agua desalada que llegue de Balanegra

El servicio municipal de aguas de Roquetas de Mar acaba de remodelar sus oficinas y sumar nuevos mecanismos de trabajo que permiten mejorar la atención a los ciudadanos y detectar antes las posibles averías. El alcalde de la localidad, Gabriel Amat, recorrió ayer las nuevas instalaciones de la empresa Hidralia, acompañado de la primer teniente alcalde, Eloísa Cabrera. Ambos atendieron a las explicaciones del gerente de Hidralia Roquetas, Andrés Martínez, y otros técnicos responsables.

Durante el recorrido, Amat y Cabrera pudieron comprobar el funcionamiento de nuevo centro de telecontrol, así como el nuevo espacio dedicado a atención al Cliente, que se ha ampliado para ofrecer un mejor servicio a los abonados del municipio. Durante la visita, también estuvieron presentes el director de concesiones, Juan Carlos Torres, y el director general de Hidralia, Javier Segovia.

Desde 2014, se está implantando en Roquetas de forma progresiva una serie de instalaciones remotas en puntos relevantes de la red de abastecimiento y saneamiento de la ciudad, que se comunican con el centro de control localizado en las oficinas centrales. En este sistema, está la clave de las actuaciones de Hidralia en el día a día. A través del telecontrol y sectorización, como si de un gran hermano se tratase, se puede monitorizar en tiempo real toda la red del ciclo integral del agua en el municipio. De esta forma, se puede llevar a cabo un exhaustivo control de las instalaciones del municipio. Además, es sistema no descansa: durante las 24 horas del día recoge cualquier posible incidencia en la red de aguas, recopila todos los datos de su funcionamiento y los pasa al centro de control, donde se analizan de forma automática.

Este sistema divide en diferentes sectores hidráulicos la red de aguas del municipio, donde se instalan equipos de telegestión y un software de análisis. Este equipo instalado en los distintos sectores, permite conocer la evolución del caudal y la presión del agua que transcurre por la red de aguas prácticamente en tiempo real. La información que recoge llega automáticamente - a través de un sms- al Centro de Control de Hidralia, instalado en las nuevas oficinas de Roquetas, donde los técnicos y profesionales podrán tomas las decisiones y medidas preventivas y/o correctivas necesarias, a la luz de los datos obtenidos.

De esta forma, las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta imprescindible de mejora para el servicio municipal de aguas de Roquetas que, aún así, tiene a corto plazo nuevos retos.

No en vano, Roquetas de Mar se ha dividido en 24 sectores diferentes, pero está prevista una ampliación que permita mejora la atención. La empresa anunció ayer que se realizarán 16 sectores más en el segundo semestre de 2015 para hacer un total de 40. Cada uno de estos sectores contará con una estación remota y un sensor (captador de señales) para la medición del caudal y su presión. Este material está colocado dentro de una arqueta, desde donde se recogen todos los datos necesarios de dicho sector para enviarlos al centro de control.

Gracias a esta sectorización y envío automático de datos, Hidralia mantiene una monitorización constante de la red y su comportamiento, por lo que se pueden identificar rápidamente cualquier comportamiento anormal de los caudales de agua de cada uno de los sectores, identificando de una forma eficaz las posibles averías en la red, para su rápida reparación. Asimismo, la precisión en los caudales mínimos nocturnos, asegura una identificación eficiente de las posibles pérdidas o fugas de agua.

Además de esa nueva sectoriazación, Hidralia se enfrentará en poco tiempo a otro reto: el agua desalada que llegará de Balanegra. En esta línea, el alcalde roquetero indicó ayer que "vamos en el camino más adecuado" y afirmó que la llegada de esta agua "será un paso muy importante para mejorar la calidad. No obstante, en algunos momentos, hemos tenido que tomar medidas para mejorar la calidad del agua". Por su parte, el gerente de Hidralia, Andrés Martínez, aseguró que la empresa "más preparada que hace unos años para recibir esa agua". Igualmente, apuntó que "el coste de producción de esta agua es sensiblemente mayor que ahora con lo cual no podemos permitirnos perder una sola gota y, por ello, es tan importante contar con esas últimas tecnologías y dar así el mejor servicio posible al ciudadano".

En definitiva, tras la visita a las nuevas instalaciones de Hidralia, el alcalde roquetero afirmó "estar seguro del buen trabajo y la eficacia de la empresa que ha conseguido desde aquí conocer cualquier problema del término municipal de Roquetas". Reconoció que "muchas veces hemos tenido puntos de vista diferentes" con Hidralia pero indicó irse satisfecho al comprobar "la eficacia y el compromiso diario que se tiene para mejorar cada día la empresa" porque, recordó "el único propósito común que tenemos es que no fallemos a los ciudadanos.

Finalmente, Amat en respuesta a los periodistas confirmó el trabajo que el Ayuntamiento va a continuar "como cada año" en la mejora de infraestructuras hidráulicas; mencionó como ejemplos las balsas de tormentas construidas y las previstas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios