Homenajes al alcalde cercano y humilde que cambió Almería

  • Compañeros de la política coinciden en que era un buen regidor, mejor amigo y muy implicado con las necesidades del conjunto de ciudadanos de la capital.

Comentarios 3

Desde primera hora de la mañana los comunicados de condolencias y pésame por la muerte de Santiago Martínez Cabrejas fueron continuos. Alcaldes de toda la provincia, concejales, cargos políticos, representantes sindicales e incluso ciudadanos quisieron rendir homenaje a un alcalde que ha sido considerado como el que visionó el futuro de la ciudad, el ejecutor del cambio más importante que ha experimentado la capital y, sobre todo, un político cercano a los almerienses y muy humilde.

Tanto compañeros de partido como de la oposición, elogiaron la figura del primer regidor de la democracia y quisieron darle el último adiós en un salón de plenos repleto, en el que el sentimiento de tristeza se podía leer en el rostro de los asistentes.

Especialmente afectados los socialistas, que han perdido a un compañero que fue "pieza clave" en un tiempo en el que todo antes habían sido ataduras. Un político que logró la más alta estima de los ciudadanos "por su carisma, cercanía e implicación para resolver los problemas y necesidades de una capital muy castigada y sin servicios", como destacan desde el Subdelegado del Gobierno hasta el alcalde de Almería, la concejala socialista Déborah Serón o el exconcejal del Izquierda Unida, Diego Cervantes.

Fernando Martínez, destaca su capacidad, en una época de muchas dificultades, de hacer posible que en Almería entraran aires nuevos de democracia.

También el alcalde más veterano de la provincia, el de Armuña del Almanzora, José Berruezo, quiso recordar a un compañero que consiguió que la ciudad diese un vuelco tanto en infraestructuras como en talante democrático. Todos han querido estar cerca de él y de la familia en un día difícil para la política almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios